Concurso de Pronósticos A GALOPAR – 19 de julio de 2018

19 07 2018

logo_17

1467192995_077042_1467193128_noticia_normal

CONCURSO A GALOPAR – TEMPORADA DE VERANO

MADRID – HIPÓDROMO DE LA ZARZUELA – jueves 19 de julio de 2018 (Nocturnas – Pista de fibra)

1ª Carrera:   VETONA (8) – DREAM OF GLORY (3) – NATIVIDAD (6) 

2ª Carrera:  MISS OSIER (5) – COSTA ESMERALDA (2) – ORFEÓN (1) 

3ª Carrera:  PETROSIAN (4) – RAMSES (1) – CONSTANTINA (8)

4ª Carrera:  LEE BAY (1) – EMBAT (2) – NIÁGARA (10) 

5ª Carrera:  LONDON CALLING (1) – NADER (4) – KIRILOVICH (2)   

  

 

Anuncios




Concurso de Pronósticos A GALOPAR – 12 de julio de 2018

11 07 2018

logo_17

1467192995_077042_1467193128_noticia_normal

CONCURSO A GALOPAR – TEMPORADA DE VERANO

MADRID – HIPÓDROMO DE LA ZARZUELA – jueves 12 de julio de 2018 (Nocturnas – Pista de fibra)

1ª Carrera:   RINCONEDA (2) – RUN RUN (3) – MUNSTEAD GOLD (1) 

2ª Carrera:  ZEEBULLET (1) – LAUNDÉCIMA (6) – SWING STAR (2) 

3ª Carrera:  CECILIUS (1) – CACHA (6) – MINUTO (2)

4ª Carrera:  REDSNOW (9) – TILO (1) – SABATERET (11)  

5ª Carrera:  QUEENROSE (5) – POBBLES (4) – KUBOKI (3)   

  

 





Un día en las carreras – Royal Ascot

29 06 2018

Antonio de Juan

Desde aquellos tiempos lejanos en que descubrí que había carreras de caballos más allá de nuestro querido y familiar hipódromo de La Zarzuela ( de eso hace ya más de 30 años) uno de mis mayores sueños y una de mis mayores ilusiones como aficionado era asistir “in situ” a un meeting de Royal Ascot. Siempre me han fascinado las peculiares tradiciones con las que los ingleses rodean todos los acontecimientos que allí se producen (“el Derby se celebra el primer miércoles de junio (hoy el primer sábado)”; “en Royal Ascot, procesiones reales, chaqués, chisteras y tocados”….) y sobre todo que después de más de 200 años de historia estas tradiciones se sigan manteniendo. Con lo efímero que caracteriza a los tiempos que corren, el hecho no deja de tener un enorme mérito.

Este año, gracias a la generosidad y amabilidad del Departamento de Prensa de Ascot (Ashley Morton-Hounthe y sus colaboradores) tuve la oportunidad de recibir sendas invitaciones para mí y para mi mujer para poder asistir a los dos primeros días del meeting, casualmente los más interesantes desde el punto de vista deportivo y turfístico.

Y esta vez, liberados de compromisos familiares y/o laborales que nos ataran, nos dejamos llevar por la ilusión y aunque un poco sin tiempo para prepararlo convenientemente nos embarcamos a vivir el primer Royal Ascot de nuestra vida.

Un poco de historia

La historia del hipódromo de Ascot y de las carreras que allí se celebran se remonta nada más y nada menos que a 1711, cuando la Reina Ana “descubrió” unos terrenos adyacentes a los castillos y mansiones reales de Windsor donde consideró que era el lugar ideal para que los caballos se entregaran a lo que su peculiar naturaleza les lleva: correr y correr lo más deprisa posible. Poco a poco, se fueron desarrollando días de carreras hasta que en 1768 tuvo lugar el primer meeting de cuatro días seguidos, lo que se puede considerar el inicio de lo que se ha venido denominando desde entonces “Royal Ascot”. Es indudable la extraordinaria afición de toda la familia real británica a lo largo de su historia a las carreras de caballos pero también no deja lugar a dudas que la actual soberana, la Reina Isabel II, es una auténtica entusiasta que no falta un solo año a su cita con el meeting y que ha impulsado definitivamente el acontecimiento que este meeting real supone en el Reino Unido y en el resto del orbe turfístico.

Fue durante el siglo XXI cuando el meeting en sí mismo sufrió las principales transformaciones. Primero pasó de cuatro a cinco días con 30 carreras en total. Después, a los tradicionales cuatro Grupos 1 fueron añadiéndose otros 3 más haciendo un total de 7 carreras del más alto nivel durante los cinco días de competición. Pero sin duda, lo más trascendental fue la remodelación completa que sufrió el recinto hípico, derribando la anterior tribuna principal y construyendo las nuevas entre 2004 y 2006 dando con ello a todo el hipódromo un aire de modernidad que, en algún caso choca con el tradicionalismo británico, pero que sin embargo, han convertido el hipódromo de Ascot durante el Royal meeting en un sitio único y excepcional.

Preliminares

Tras un tempranero y cómodo viaje de avión, nos pusimos nuestras mejores galas (mi mujer mucho más elegante que yo, por supuesto) y nos fuimos en busca del hipódromo. En un día nublado con una temperatura agradable pero con muchísima humedad, a medida que nos aproximábamos en el taxi hacia Ascot, se empezaba a palpar el ambiente de las grandes ocasiones. Multitud de gente en las cercanías del pequeño pueblo creado alrededor del hipódromo y el atasco infernal de coches hacían presagiar que ambiente, lo que se dice ambiente no iba a faltar. Recogimos nuestras credenciales y entramos.

Lo primero que impresiona de Ascot es su tamaño. Todo es grande. Desde gradas más propias de un moderno estadio de fútbol (tanto el Royal Enclosure, recinto privado para socios y propietarios como el Queen Anne’s Enclosure, con sus palcos privados) al inmenso y maravilloso paddock donde se puede ver el desfile de los participantes desde cualquier sitio y desde cualquier óptica pasando por los múltiples ambientes con sus bares, locales de apuestas, terrazas impresiona por su tamaño. Es cierto que acostumbrado a nuestro coqueto y familiar hipódromo de La Zarzuela aquello te parece “un mundo” pero una vez cogido el tranquillo, deambular por Ascot es una auténtica gozada porque no hay rincón en el que no veas alguna cosa peculiar, ya sea una de las muchas estatuas que están desplegadas por sus jardines (destaca la del inolvidable Yeats en medio del paddock), pantallas gigantes para seguir las carreras o las entrevistas y comentarios previos y posteriores, miembros de la organización ataviados en sus trajes típicos y espacios con flores de todo tipo y color para realizar los consabidos “photo calls”.

En su interior, es cierto que tienes un poco la sensación de que te encuentras en una terminal de aeropuerto o en un centro comercial con sus escaleras mecánicas o sus tiendas de souvenirs, pero como todo está salpicado de hombres elegantes con chaqués y chisteras y mujeres engalanadas con sus vestidos con pamelas o tocados clásicos o revolucionarios hay que reconocer que darse una vuelta por allí es la mar de entretenido.

La procesión real

Con exquisita puntualidad británica, a las 14 horas, se da inicio a la mayor de las tradiciones en Royal Ascot: la procesión real. Saliendo desde el mismo castillo de Windsor, aledaño a Ascot, una comitiva real con cuatro carrozas, presidida por su Majestad la Reina recorren la larguísima  línea recta para pasar delante de las tribunas ante el jolgorio de la muchedumbre y bajo la interpretación del “God Save the Queen”. A nosotros nos “tocó” en la procesión del martes en una de ellas a SM la Reina junto con su hija la princesa Ana, en otra, Carlos de Inglaterra con su esposa  Camila Parker Bowles y en una tercera, la Duquesa de Kent pero los más aclamados y los más esperados, pues era su primer Royal Ascot desde su reciente boda, eran los Duques de Sussex, el Príncipe Harry y su esposa Megan Markhel.

Y después de toda esta parafernalia preliminar y de dar cuenta de una comida ligera nos dispusimos a disfrutar de la verdadera razón de nuestra presencia en Ascot: las carreras.

Las carreras

El primer día del meeting es el día más interesante desde la óptica del turf. Se corren tres Grupos 1, un Grupo 2, un listed y un hándicap para fondistas. En honor a su fundadora, la primera carrera que abre la jornada y Royal Ascot es el Queen Anne Stakes (G-1 – 4 años y más – 1600 metros L.R.) en el que, entre otros, participaba “uno de los nuestros”, RECOLETOS, el caballo de Darío Hinojosa que entrena en Francia Carlos Laffón y que venía de imponerse con buen estilo en el Prix D’Ispahan (G-1). Sin embargo, surgió la sorpresa y el ganador fue ACCIDENTAL AGENT, entrenado por Eve Johnson Houghton y montado por Charles Bishop, que pagó 33 a 1 y que suponía el debut en victorias en el meeting tanto para su preparadora como para su jockey. Fue muy emotiva la entrega de trofeos pues el caballo debe su nombre al abuelo de su preparadora, John Goldsmith, un destacado soldado británico de la 2ª Guerra Mundial que se convirtió en “espía por accidente” y contó en un libro llamado precisamente como el caballo ganador cómo consiguió huir de la Gestapo. Ninguno de los favoritos como BENBATL, RHODODENDRON o el propio RECOLETOS estuvieron a su habitual altura.

Header_1795963_16.9-1024x575

Llegó el turno de los potros y potrancas de 2 años en el Coventry St (G-2, 2 años – 1200 metros L.R.) El mayor favorito de la carrera, CALYX, propiedad de Khalid Abdulah, entrenado por John Gosden y montado por Frankie Dettori, no solo confirmó su brillante debut de principios de mes sino que dejó una muestra más que clara que es proyecto de ser uno de los mejores potros de la generación y el primer serio candidato a las clásicas del 2019. El hijo de Kingsman dominó de principio a fin, eligiendo los palos exteriores, dejando un toque de clase sobre la pista. Iba a ser la primera victoria del “hat trick” que se marcaron jockey y entrenador durante la jornada.

978638236

La tercera, el King Stand St (G-1 – 3 años y más – 1000 metros L.R.) se presentaba como un duelo entre dos de los mejores velocistas del mundo: BATTAASH, laureado de dos Grupos 1 el año pasado y reaparecido ganador, contra LADY AURELIA, ganadora “over course and distance” a 2 y 3 años y vencedora de esta misma prueba el año pasado. Como suele suceder en este tipo de duelos, al final ni uno ni otro. BATTAASH siempre ardiente desde que sale al paddock lo cual le produce un fuerte desgaste fue muy rápido los 900 primeros metros pero al final, el tercero en discordia, BLUE POINT, un Godolphin entrenado por Charlie Appleby y montado por un inspirado William Buick le adelantó en los últimos 100 metros  y se hizo con la victoria, continuando de este modo la racha del tándem ganador del último Derby de Epsom. Muy mala la carrera de LADY AURELIA, confirmando sus regulares últimas actuaciones. El preparador español, Mauricio Delcher S. dejó su sello en el meeting y por un bigote, su caballo FINSBURY SQUARE al que había reenganchado en la prueba tras su reciente victoria de Grupo 2 en Francia, se hizo con la cuarta plaza.

IMG_20180619_222100

Cuarta carrera del día y cuarta carrera de Grupo. Los 3 años milleros se citaban en el St James Palace Stakes (G-1 – 3 años – 1600 metros) y sorprendentemente en la edición de este año, en contra del habitual duelo entre ganadores de poule o de guineas, solo ROMANISED, ganador de las 2000 Guineas irlandesas, era de la partida. Por eso, el favoritismo se fue hacia un hijo de Frankel, de nombre WITHOUT PAROLE, imbatido hasta este momento y que no pudo correr las clásicas porque una lesión menor no se lo permitió que contaba de nuevo con la pareja Gosden-Dettori. Siempre dominante, WITHOUT PAROLE supo aguantar el rush final de un mejorado GUSTAV KLIMT con el francés WOOTTON tercero.

Las dos últimas carreras del primer día fueron el Ascot St, un hándicap de casi 4000 metros en el que, entre los múltiples aspirantes del entrenador de obstáculos irlandés Willie P. Mullins, se impuso LAGOSTOVEGAS con la monta de Andrea Atzeni y el listed Wolferton St para caballos de 4 años y más, en el que, a favor de obra, venció otro caballo de Abdullah, MONARCHS GLEN, preparado por John Gosden y montado por Dettori, sin duda los dos grandes protagonistas de la primera jornada.

El resto del meeting

Aunque no pudimos asistir “in situ” al resto de carreras, no por ello queremos de dejar constancia de los ganadores de las principales pruebas de Grupo 1. El miércoles, en el Prince of Wales St (G-1 – 4 años y más – 2000 metros), POET’S WORD, con la monta de Ryan Moore se aprovechó de la “crisis de voluntad” que parece sufrir CRACKSMAN y revertió el resultado del pasado Champion St. De paso, el bonachón de Sir Michael batió el récord de victorias de un preparador que tenía el inolvidable Sir Henry Cecil, dejándolo en ese momento en 77. El jueves, el Ladies Day, STRADIVARIUS (Gosden-Dettori) confirmó todo lo bueno que fue el St Leger y se impuso en la Gold Cup (G-1 – 4 años y más – 4000 metros). El viernes, en el Coronation St (Grupo 1 – yeguas de 3 años – 1600 metros) ALPHA CENTAURI, ganadora de las 1000 Guineas Irlandesas se marcó una actuación sublime, arrasando con el lote y batiendo de paso el récord de la milla en Ascot. En el otro Grupo 1 de la jornada, la Commonwealth Cup para 3 años sobre 1200 metros L.R. se fue también para Sir Michael Stoute y su caballo EQTIDAAR con la monta de Jim Crowley. Y como fin de fiesta el sábado, la Diamond Jubilee (Grupo 1 – 4 años y más – 1200 metros L.R.) el Coolmore MERCHANT NAVY permitió a Aidan O’Brien no irse de vacío en lo que a los Grupos 1 se refiere y de paso le permitió junto a su jockey, Ryan Moore, hacerse con una nueva victoria en la estadística de jockeys y entrenadores del meeting. Destacar en esta carrera la mala suerte del favorito HARRY ANGEL que se dejó la carrera en los cajones al engancharse una pata y salir tarde y lastimado.

 

IMG_20180621_191846

IMG_20180620_182125IMG_20180621_192032

IMG_20180622_191525

Crónica social y de moda

Mari Paz Hernández

Royal Ascot es la cita social por excelencia en el Reino Unido que suele marcar el fin de la primavera y el inicio del verano y siempre destaca por su elegancia a la par que la extravagancia. Los focos públicos estaban puestos más que nunca en la primera presencia en el meeting de la duquesa de Sussex tras su reciente matrimonio con el príncipe Harry. Megan apareció muy elegante y sencilla con un vestido “midi” de Givenchy blanco y negro combinado con un tocado a juego de Philip Treacy. Para este primer día, la Reina sorprendió con un valiente traje amarillo con sombrero del mismo color coronado con una flor azul y el eterno bolso negro colgado de su brazo izquierdo. En el estricto “dress code” que se exige en Ascot, en ellos predominaban los chaqués negros clásicos, con chalecos en colores claros y corbatas más o menos discretas con alguna excepción excéntrica. En ellas, lo habitual fueron los vestidos de cóctel estampados con colores alegres a juego con sus tocados, que predominaron sobre las pamelas, dado que el día no era muy soleado. Eso sí, algunas espectadoras parecía que se habían puesto encima el jardín de su casa. Lo que más nos gustó fue la naturalidad con que muchas de las mujeres a pesar de su etiqueta, no les importaba desplegar sus manteles para hacer de la pelouse un auténtico día de picnic. Sin duda, el contraste de colores y estilos desplegados en las diferentes zonas del hipódromo hacen de este meeting una auténtica pasarela de la moda en constante movimiento.

Meghan-Markle-Prince-Harry-Royal-Ascot-976662

IMG-20180620-WA0007

IMG-20180620-WA0017

Y tras una jornada agotadora y maratoniana, terminamos nuestro día de carreras cómo no, en un pub inglés, degustando unas pintas y viendo en la tv el otro acontecimiento del mes: el mundial de fútbol. Cansados y felices volvimos para España y  ya sí que podemos decir que una vez estuvimos en Royal Ascot y podemos afirmar que la experiencia fue inolvidable. Prometemos repetir.





Arguero remonta en el Carudel

24 06 2018





Presidency puede con Abrantes

17 06 2018





Concurso de Pronósticos A GALOPAR – 17 de junio de 2018

13 06 2018

logo_17

Tribunas 6 Marzo 2016

 

CONCURSO A GALOPAR – TEMPORADA DE PRIMAVERA

MADRID – HIPÓDROMO DE LA ZARZUELA – Domingo 17 de junio de 2018

1ª Carrera:   SIGRID (6) – TUDANCA (8) – OSOONDO (4) 

2ª Carrera:  SHESSPIRR (5) – OBANOS (3) – SANT’ ALBERTO (1) 

3ª Carrera:  BSHEER (3) – ROMELIA (18) – CAMALEÓN (4)

4ª Carrera:  EUDOXIA (1) – IRON ROCK (2) – QUEENS GALLERY (3)  

5ª Carrera:  ABRANTES (1) – PENNY LUZ (5) – PRESIDENCY (2)    

6ª Carrera:  LLERENA (5) – MR HOBBS (1) – BANK GUARANTEE (6)  

 





Excelente Don Sancho

3 06 2018