Los nacionales siguen su escalada a golpe de Manivela.

1 05 2011

Manuel Griñán.

Fotografías: Tato Griñán.

No queremos ser reiterativos, y menos cuando se acumulan las noticias en el universo del turf. Llevamos varias semanas destacando el excelente desempeño de los productos nacionales y la racha, lejos de tocar fin efímeramente, se prolonga no ya sólo en carreras irrelevantes sino en los grandes premios de cada jornada.

Esta vez ha sido Manivela, una hija de Baptize con cierto parecido físico a You or no One, quien ha impuesto su mayor punta de velocidad ante importadas de ciertos vuelos. Para completar el dominio nacional, Tafadhali escoltó a la ganadora confirmando la superioridad absoluta de las potrancas nacidas y criadas en España.

La victoria, no obstante, estuvo rodeada de cierta polémica, ya que en su avance, la ganadora se venció hacia los palos cruzándose en el camino de La Llanura. Aunque la torda estaba batida, la maniobra de corrección de línea que tuvo que hacer Horcajada pudo costarle el segundo puesto. Los comisarios, siguiendo la “línea británica” que han venido aplicando desde la reapertura, decidieron mantener el orden de llegada. Con independencia de la justicia o no de la decisión, es innegable que Manivela fue la mejor yegua del lote y mereció el triunfo. Se erige así, de forma inopinada hace unas semanas, en una de las favoritas de cara al Beamonte. Tafadhali, segunda hoy, permite establecer una línea comparativa con las potrillas que disputaron el Valderas, en el que ella quedó quinta. De esa comparación se concluye que parece difícil que el Beamonte se le escape a Aspasia de Mileto. Pero las carreras hay que correrlas.

La jornada fue propicia a los preparadores modestos, que prácticamente no dejaron nada para los poderosos (apenas una victoria compartida para Paco Rodríguez). Antonio Sánchez, José Carlos Fernández, Ángel Sánchez, Michella Augelli, Roberto López y Teo Callejo en la carrera principal, completaron el cuadro de honor de la reunión.

Uno de los atractivos de la jornada era la presentación de una nueva generación con la disputa del premio Primer Paso. Mucho debían haber convencido los trabajos de Laura Moon, ya que su cotización la situaba como clarísima favorita en apuestas a pesar de no contar con demasiados partidarios en el cuadro de pronósticos de medios de comunicación. Y el rumor se confirmó con creces, ya que la de la cuadra Manola no sólo venció, sino que superó una pésima salida que, en una distancia tan breve, parecía condenarla a la derrota. La alazana mostró tener bastante clase pero tuvo que esforzarse para superar la numantina resistencia de otro inesperado invitado, Galileus, impidiendo con su triunfo un éxito más que añadir a los nacionales.

Los tres años parecían muy bien situados en la escala del desdoblado y confirmaron plenamente esa impresión, ocupando tres de las cuatro primeras plazas. Personalmente creo que esos tres ejemplares estaban muy bien tratados de acuerdo a lo que habían demostrado, ya que hablamos de potros clasificados para el Opcional, ganadores a dos años. En el caso de Literario, se trata de un potro ganador en su debut y corredor del Martorell y la Copa de Criadores, que demostró ser muy superior a sus rivales, imponiéndose con facilidad pese a los 62 kilos que portaba. Illizmit confirmó su buen momento de forma, Alabama tuvo un recorrido malísimo y a Padrón se le hizo larga la distancia.  Los handicappers tienen ahora un dilema: ¿subir a Literario, Alabama y Padrón o subir a toda la generación?

Cerradísima llegada en la tercera, hasta el punto de que el juez de llegada tuvo que decretar empate entre el “resucitado” Persicus y el favorito Calamargo. Matías Borrego rompe así un ecart impropio de un jinete de su categoría y Sandra Bermejo sigue reivindicando un sitio entre nuestros jinetes. Nos gustó mucho Sayaab, aunque es cierto que destacaba por clase y peso. Tanto él como Pelayo acusaron la reaparición en los últimos metros, pero tienen calidad más que suficiente como para no tardar en pasar por ganadores.

Ortiz de Urbina consiguió doblar victoria al imponerse en la primera parte con Muñeca Brava, que rompió los pronósticos derrotando a los dos favoritos, Lince y Makaamen, merced a su corta pero brillante punta de velocidad. El de Callejo hizo el desgaste y perdió la plata en el último tranco ante un Lince que parece falto de voluntad. Nueva victoria para Roberto López, que tiene la cuadra “on fire”.

La jornada se cerró con la victoria de Special Request sobre Persian Dancer, en la arena de La Zarzuela.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: