Ayanz gana el Villapadierna.

5 06 2011

Manuel Griñán.

El Villapadierna 2011 tenía alicientes más que suficientes para atraer a la masa de público que se congregó en La Zarzuela. En la línea de salida estarían Festeiro, ganador del Cimera y Nacional, junto con sus principales rivales de ambas pruebas, Ayanz y Eltso; también la ganadora del Valderas, Aspasia de Mileto, en pos de una hazaña de otros tiempos; ejemplares de contrastado valor en Francia como Dunnboinee y Cape Point… Y, por si todo esto fuera poco, disfrutamos también de la presencia de primeras fustas mundiales en las figuras de Mirco Demuro y Dominique Boeuf. Todo un carrerón.

Ayanz y su punta de velocidad:

Guillermo Arizcorreta asumió un reto ilusionante pero también una gran responsabilidad cuando los titulares de la Cuadra Quinto Real decidieron sacar a sus ejemplares del patio de Mauri Delcher. Una apuesta arriesgada que ha salido muy bien. El preparador guipuzcoano se consagra con un segundo derby en la buchaca, tras haber ganado también esta carrera hace un año con Plantagenet.

La carrera no fue rápida y, sin embargo, tanto Ayanz como Festeiro arriesgaron concediendo mucha distancia a sus rivales. Sabedores de que eran los más rápidos del lote confiaron su suerte a su punta de velocidad. Visto el rush final del hijo de Tiger Hill nadie puede cuestionar que la táctica aplicada por Demuro fue perfecta. Y es que Ayanz tiene un cambio de ritmo letal, brillante, una delicia. En el Cimera le faltaron metros para alcanzar a los dos primeros. Entonces le pregunté a su preparador si no estaba un poco decepcionado, pues su caballo dio la impresión de ser tan bueno como los que le precedieron. Lejos de lamentarse, Arizcorreta se mostró muy satisfecho porque no sólo había demostrado ser muy bueno, sino una baza de primer orden para el Villapadierna. El tiempo le ha dado la razón, aunque yo creo que estamos ante un ejemplar que bien podría optar aún a la Triple Corona de tener algo más de físico. Y digo lo del físico porque es probable que su conservadurismo se deba a su fragilidad, y a la que antes que él mostró su hermano Sarasate. De manera que sus responsables hacen bien en medir mucho no sólo sus actuaciones, sino también sus recorridos. En el derby Demuro evitó cualquier tipo de problema circulatorio avanzando muy poco a poco con él y abriéndole en la curva como hacía Carudel a la antigua usanza. La diferencia es que entonces la pendiente de la recta era más acusada y los rematadores tenían ventaja. Hoy día ganar como lo ha hecho Ayanz demuestra una clase superlativa.

Eltso vuelve a ser segundo:

El Nacional fue una carrera espléndida pero también durísima. Para un caballo que afrontaba la segunda actuación de su vida, un esfuerzo como el realizado el día 15 de mayo, apenas tres semanas antes del derby, podría ser un hándicap insuperable. De hecho Festeiro, verdugo del de San Cristóbal, estuvo menos pujante que entonces y acabó sólo quinto. Y sin embargo Eltso, a pesar de flotar nuevamente en la recta cambiando de línea hacia fuera, fue capaz de plantar cara al ganador, que venía de atrás mucho más entero, y superar a quienes le habían precedido en el recorrido. De los que corrieron en vanguardia fue el que mejor acabó. Este potro tiene aún poco cuajo y como adquiera la madurez que le falta y le respete el físico, podemos estar ante el ganador del Memorial. Habrá que ver ahora cómo asimila este nuevo gran esfuerzo.

Aspasia cumplió con creces:

La yegua, igual que Eltso, hizo un carrerón siendo únicamente su tercera actuación. El órdago de Joannes Osorio estuvo a punto de salir bien e incluso podría haber mejorado el tercer puesto si el bandazo de Eltso no la llega a desplazar perjudicando su acción. Pese a todo, la potrilla estuvo fabulosa y, con sólo tres disparos, se confirma como la mejor hembra de nuestro turf.

Dunnboinee:

El de Martul había impresionado en su último triunfo, atrayendo hacia él mucho dinero en taquillas. El hijo de King’s Best corrió bien. Sufrió un pequeño corte en la recta de enfrente, pero llegó a la recta en buena situación. Boeuf regateó en busca de mejor carril para el remate y lanzó al alazán. Se encontró con tres ejemplares que galoparon más que él, pese a lo cual su actuación fue muy buena. Quizás le falte rapidez para definir en este tipo de carreras en las que no se corre a cuchillo. En Lasarte y en otoño, en el Villamejor, tendrá más chance.

Festeiro:

El ganador del Cimera y el Nacional no tuvo su día. Personalmente y a pesar del carrerón de Eltso, creo que el Nacional fue una carrera durísima, de la que era difícil recuperarse a tiempo para el Villapadierna. Festeiro, como hemos dicho, concedió mucha distancia e incluso empezó su progresión más tarde que Ayanz. Horcajada volvió a recortar terreno en la curva pero esta vez ni tuvo el camino tan franco ni el caballo tuvo la chispa de sus dos anteriores actuaciones. Con todo, el quinto puesto tiene muchísimo mérito.

Casar y los demás:

La sorpresa agradable de la carrera fue Casar. Con sólo dos actuaciones previas, el de Bering dio la cara durante todo el recorrido y en la recta atacó con mucha fuerza, pareciendo en algún momento que podría incluso ganar. Al final se vio superado por potros con más experiencia en estas lides pero salió muy reforzado de cara al resto del año. A buen seguro este hermano de Midnight Beuty seguirá dando que hablar. Sobre todo si corrigen ese temperamento en los cajones.

El resto cumplió con el papel que tenían. Indiano y Francesco Cara demostraron que el Velayos fue una preparatoria menor y los demás no tenían nivel para esta carrera.

El resultado del Villapadierna nos deja un líder en la figura de Ayanz, una reina indiscutible en Aspasia de Mileto, y ciertas incógnitas en torno a los cinco primeros. Si bien el dominio del ganador ha sido incuestionable, tengo curiosidad por saber qué hubiera pasado en una carrera algo más rápida. Y, desde luego, tengo ganas de ver a los mejores potros enfrentarse a los viejos.

El resto de la jornada en imágenes:

Muy brevemente destacaremos el triunfo de Nelson Groom en una carrera en la que gustó mucho Plantagenet, el paseo de Monte Napoleone y la disputada llegada entre El Incendio y Golfo Pérsico en la de cierre. Es curioso que la Mijas Cup, carrera siempre muy vituperada, vaya a colocar a sus dos últimos ganadores como candidatos serios al triunfo en el Gran Premio de Madrid. Lo que ya no es curioso es que las dos patas del desdoblado se las llevasen sendos tres años.

Monte Napoleone.

Nelsoon Groom.

Abantos.

Meneldor.

El Incendio.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: