La cabeza del As y el sobaco del Grillo.

2 10 2011

Manuel Griñán.

Poco atractivo presentaba la jornada dominical, camino de las grandes citas de la temporada. El máximo aliciente era ver nuevamente en pista al imprevisible As de Trébol, capaz de lo mejor y de lo peor. Esta vez tocó cruz y los aficionados dimos por concluida la jornada en La Zarzuela en busca de acomodo televisivo para ver un Arco que tampoco colmó nuestras expectativas. La mala cabeza del tordo, que se mostró más nervioso que de costumbre en los prolegómenos, dejó la prueba muy abierta y fueron S Grillo y Golfo Pérsico los que se disputaron cabeza a cabeza la victoria hasta la meta. La foto volvió a ser esquiva con el de Toneles-Pazooki y fue el negrillo de Ussía-Figueroa quien se llevó los 15.000 euros al ganador. Imparable la progresión de este caballo, que siempre prometió mucho a dos años pero que hasta esta primavera, ya en la preparación de Arizkorreta, no ha eclosionado. As de Trébol galopó siempre incómodo por los medios y jamás dio sensación de poder ganar. Todo lo contrario de Rayo Negro, que quizás precipitó su estrategia y vio cómo su fulgurante salida, que le valió una ventaja cercana a los tres cuerpos a falta de trescientos metros, era neutralizada en el último hectómetro, finalizando en una honrosa tercera plaza.

La jornada había arrancado con el paseo triunfal de Saphirside, que confirmó su buen debut, en el que apenas había sido exigido en la lucha contra Plenipotenciario. Tampoco en esta ocasión precisó exigencia alguna para ganar de punta a punta cuando y como quiso Grosjean. Muy, muy lejos, Gigolo Star y Marius confirmaban el pronóstico con el segundo y tercer puesto respectivamente.

Lucena y Nonalass, dos potrillas que apuntan cierta clase, se aprovecharon del desgaste inicial de las favoritas, Puntabeca, La Nava y Dime Que , para venir de finales a formar una gemela muy bien remunerada. Finalmente gano la de la cuadra Realejo, la pupila de Arizcorreta conseguia el primero de los dos triunfos del preparador guipuzcoano, que hacia el doblete de la jornada.

Achtung pasó finalmente por ganadores tras imponerse con total comodidad a Caspian Boy en la prueba de tres años nacionales. Los otros dos favoritos, Azamor y Prince Trial, concedieron demasiada distancia y no pudieron optar al triunfo en la recta.

El hándicap referenciado que acogió la Lototurf premió nuevamente al ejemplar de más clase del lote. Tafadhali, que desde su debut no ha corrido otra cosa que grandes premios y que portaba un peso absolutamente volador obra y gracia de la compresión de la escala, cazó en la misma meta a Band Karo, que parecía ganador a mitad de recta. Con Tafadhali Paco Jiménez conseguía su primer triunfo tras su grave lesión en Orense. Esperemos que sea la primera de otras muchas.

En la carrera de cierre victoria de Kalanda, con la señorita Jiménez, que no pudo debutar mejor. La de Miguel Ángel Marín obtuvo premio a la regularidad que ha demostrado durante todo el año. Meritoria actuación también de Indian Drums con mucho plomo en sus alforjas, que aguanto estoicamente la segunda plaza ante el remate de Draco.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: