Dunaden gana la Melbourne Cup 2011 por un pixel.

2 11 2011

Antonio de Juan.

A las cinco de la madrugada del pasado martes 1 de noviembre, hora española, como todos los primeros martes de noviembre desde 1861, se ha disputado en el hipódromo australiano de Flemington, en Melbourne, la carrera más prestigiosa de las antípodas, la MELBOURNE CUP. Considerada como “la carrera que para una nación” es sin duda el acontecimiento hípico más singular de la primavera australiana, que trasciende lo meramente turfístico, para convertirse en un escaparate multicolor, con el hipódromo adornado con multitud de flores, especialmente rosas amarillas, y los caballeros y, especialmente las mujeres, ataviados con sus mejores galas, en un día de fiesta  que no tiene nada que envidiar, salvando las distancias, al meeting de Royal Ascot.

Breve historia de la carrera:

17 caballos participaron en la primera edición de la Melbourne Cup allá por el año 1861 en disputa del premio de 170 libras australianas y un reloj de oro. Cuenta la leyenda que su primer ganador, ARCHER fue caminando 800 kilómetros desde Nueva Gales del Sur para participar en la prueba, que fue presenciada por 4000 personas. Este mismo caballo volvió a ganar la edición siguiente y no optó a una tercera victoria porque su propietario Etienne de Mestre realizó la inscripción fuera de plazo, lo que provocó un boicot del resto de propietarios que hizo que en la edición de 1863 sólo participaran 7 caballos, la menor participación de su historia.

La Melbourne Cup pasa por ser la más prestigiosa prueba bajo la modalidad de hándicap, sobre la exigente distancia de 2 millas (3.200 metros) para caballos y yeguas de tres años en adelante, que cuenta con un premio en metálico para esta edición de 2011 de más de 3 millones de euros para el ganador y una preciosa Copa de Oro.  Las duras exigencias del hándicap, el largo viaje y la necesidad de que los caballos pasaran una cuarentena antes de participar en la prueba, hicieron que durante mucho tiempo fuera nula o prácticamente testimonial la presencia de caballos no australianos o neocelandeses en la prueba. Sin embargo, todo cambió a raíz de la primera victoria europea en la prueba en 1993, cuando el entrenador irlandés Dermot Weld “embarcó” para la ocasión a VINTAGE CROP,  que consiguió una victoria calificada de histórica y pionera para la época que se trataba. Posteriormente se suavizaron las condiciones del hándicap y eso ha hecho que desde entonces no sean infrecuentes las victorias no australianas o neocelandesas. Así, este mismo preparador consiguió de nuevo la victoria con MEDIA PUZZLE en 2002, los japoneses DELTA BLUES y POP ROCK hicieron gemela en el 2006 y hasta un caballo entrenado en Francia como AMERICAIN venció en la edición del año pasado. Un ejemplo más de cómo lo local se ha convertido con el paso del tiempo en algo prácticamente “global”.

En su historial figuran caballos históricos como el mítico PHAR LAP, que ganó la prueba en 1930 y sobre todo el hat trick conseguido por la extraordinaria yegua MAKYBE DIVA que se convirtió en el primer ejempar en ganar la prueba tres veces y además de manera consecutiva en los años 2003, 2004 y 2005. Como curiosidad, el récord de la prueba data de 1990 cuando KINGSTON RULE paró el crono en 3’16″03.

La edición de 2011:

Tras la retirada de MOURAYAN (Alhaarth), 23 contendientes tuvo la carrera en este año 2011. Repetía con el top de la escala el ganador del año pasado, AMERICAIN (Dynaformer) que venía de perfilar forma ganando un Grupo 2 en Moonee Valley tras una temporada un tanto gris en Europa, y contaba con la experiencia de pista y distancia, y todos sabemos la buena memoria que tienen los caballos. De Europa había un montón de caballos, desde JUKEBOX JURY (Montjeu), el co-ganador del Irish St Leger, en una espléndida temporada; DUNADEN (Nicobar) ganador en su día del Prix Barbeville (G-3) en primavera y buen fondista, venía de perfilar forma ganando un G-2 local; DRUNKEL SAILOR (Tendulkar), el pupilo de Mark Johnston, FOX HUNT (Dubawi), el inglés RED CADEAUX (Cadeaux Genereux) o el Godolphin LOST IN THE MOMENT (Danehill Dancer) eran otros de los contendientes más significativos. Entre los locales, la gran baza eran LUCAS CRANACH (Mamool) y PRECEDENCE (Zabeel).

Con el rugido de la multitud, se dió la salida a la carrera de las tres curvas, que fue en todo momento encabezada por el local ILLO (Tertulian) con el pelotón compacto hasta los 600 metros finales. Allí el primero que presenta sus armas es el otro pupilo de Bart Cummings, PRECEDENCE, quien por un momento parece que quiere despegarse. Por los palos, LOST IN THE MOMENT también se anima a ir a por la carrera, pero de dentro hacia fuera viene un pelotón con aires ganadores entre los que están AMERICAIN, LUCAS CRANACH, MANIGHAR y sobre todo los dos que vienen por todo el exterior de la pista: el francés DUNADEN y el inglés RED CADEAUX. La lucha entre los dos es intensa y cuando parece que va a ganar uno, el otro toma ventaja; ambos jockeys, C.P. Lemaire sobre el francés y Michael Rodd sobre el inglés no cejan en su empeño y así los últimos 100 metros. La meta no les separa y les espera la foto finish. Y ahí es donde viene la posible polémica. Lejos quedan los tiempos en que la distancia mínima que una fotografía podía obtener era una corta cabeza. Hoy se habla de nariz como distancia oficial de muchas carreras pero la aplicación de las nuevas tecnologías bien van a provocar que pronto se hable de “bigote” o “pixel”. Ejemplos tenemos recientemente en La Zarzuela en la carrera de NOVA FLAG y GALUA o la más reciente de VALLE en Lyon. Aquí en Melbourne lo lógico es que hubieran dado un empate, pero al final la victoria cayó de nuevo para Francia y para DUNADEN. Segundo, RED CADEAUX. Tercero, estuvo LUCAS CRANACH, a 1 1/4 cuerpos y para el cuarto y quinto puesto AMERICAN sostuvo una nariz sobre MANIGHAR.

DUNADEN, por dentro de amarillo se impone por la mínima a RED CADEAUX en la Melbourne Cup.

Con esta victoria, DUNADEN, un hijo del desconocido semental Nicobar y madre por Kaldounevees, consigue la mejor victoria de su historial y le da su primera Melbourne Cup a su entrenador Michael Delzangles y a C.P. Lemaire, quien se encontró con la victoria de casualidad, al ser sustituido en la monta el sancionado Craig Williams. Su propietario es un miembro de la familia qatarí, Sheikh Fahad Al Thani. Igual de meritoria fue la carrera de RED CADEAUX, quien realiza sin duda la mejor carrera de su vida y su entrenador Ed Dunlop se lamentaba de que el terreno un poco duro le perjudicó.

Un eufórico Lemaire celebra el triunfo de DUNADEN.

Video de la carrera:

Anuncios

Acciones

Information

One response

3 11 2011
Dani

Yo vi correr a Nicobar en Epsom la jornada del Derby de Galileo. Salía de favorito en el Diomed o similar pero llegó cuarto. Nos lo recomendó un tal Nick Higgins en España.

Esta carrera es preciosa. Excelente crónica, como siempre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: