Victorias de Compton Park, Baronía, Azabache, Nelson Groom y triplete de Francisco Rodríguez.

1 04 2012

Manuel Griñán.

La jornada del domingo presentaba un cartel verdaderamente atractivo, con caballos de primerísima fila haciendo su presentación de cara a objetivos de más nivel y, sobre todo, de mayor dotación económica. Porque si hay algo que ha quedado claro es que ningún preparador va a arriesgar a un caballo con valor de Listed en pos de una prueba de cuatro o cinco mil euros (ni siquiera por los 10.800 del premio Habitancum). Y quizás esta circunstancia es la que a los aficionados nos resulta más que interesante y retadora. Así, tratamos de juzgar no sólo la evidencia del resultado y las distancias en meta, sino que atisbamos lo que puede deparar el futuro de acuerdo a cómo interpretamos las actuaciones de cada caballo.

Iván López se saca la espina con Compton Park.

Si en la primera prueba de la mañana, que luego les relataremos, la fortuna fue esquiva al equipo de Rachel Teasdale, éstos recibieron compensación en el Premio Habitancum, prueba principal de la jornada. Disputado sobre 1.400 metros, esta carrera suele ser de difícil pronóstico al darse cita en ella consumados milleros junto a especialistas en el sprint, con la siempre presente incertidumbre sobre la puesta a punto de los contendientes a estas alturas de la temporada. Sobre el papel destacaba poderosamente Volcánico, ganador del Gran Criterium, Carudel y Gobierno Vasco, pero los comentarios de Paco Rodríguez sobre el ganador del Carudel publicados en A Galopar ponían en entredicho su teórico favoritismo, máxime cuando en el lote figuraban ejemplares de muy alto valor.

La victoria, en un emocionantísimo final, fue para Compton Park, que remató por el carril uno para superar a S Grillo por corta cabeza. Iván López mostró una grandísima determinación y aprovechó el exiguo hueco que el caballo de Arizkorreta concedió junto a los palos. Que los dos primeros en meta sean ante todo sprinters arroja ciertas pistas sobre el desarrollo de la carrera. Un ritmo no demasiado exigente al inicio derivó en un final muy reñido resuelto en favor de los caballos con más velocidad y que habían entrado en la recta con ventaja. Ejemplares que concedieron distancia en la recta de enfrente tales como Mil Azul (molestado), Weststow o Tirion se vieron incapaces de remontar a los punteros e incluso se vieron igualados o superados por un ejemplar de inferior valor como Makaamen. Mención aparte merece la actuación de Volcánico, que se marcó un entrenamiento más que notable finalizando en un meritorio tercer puesto a pesar de conceder peso a todos y no ser apurado por Grosjean. El de Los Toneles será difícil de batir a finales de primavera.

En cuanto al ganador, desde estas líneas hemos ensalzado en varias ocasiones la clase de este caballo, un ejemplar brillantísimo con una aceleración preciosa, pero cuya irregularidad y desgaste en los recorridos le han mermado en numerosas ocasiones. Decía Iván López que le costó muchísimo taparlo, pues Compton Park tiró bastante de salida. Afortunadamente pudo situarlo a la zaga del conductor, S Grillo, que pasó al mando tras un apunte de Camuray, y en la recta respondió magníficamente cuando lo lanzó después de pasarlo mal para encontrar hueco. Viendo la manera en que empuja el jinete canario, cuesta entender que cuente con tan pocas oportunidades en La Zarzuela. Las dos que tuvo este domingo (ambas con caballos desplazados desde Mijas) estuvo a punto de saldarlas con sendos triunfos.

S Grillo volvió a cumplir. El de Ussía-Figueroa es un reloj y de no haberse abierto mínimamente a la calle dos probablemente habría ganado. Por detrás Volcánico precedía una cerrada pugna por el cuarto puesto que resolvió a su favor Tirion con un sorprendente remate a contraestilo. Weststow, Makaamen y Mil Azul no anduvieron lejos.

Baronía suma y sigue.

La yegua de Salas es hoy por hoy la hembra de mayor valor sobre la milla y esa circunstancia la está aprovechando para llevarse todas las pruebas que desde el verano pasado se vienen celebrando con esas condiciones de participación. Ya son cinco triunfos en sus últimas ocho actuaciones (que podrían ser seis de no haber mediado aquella carrera falsa en que fue sorprendida por Ramallah), aunque esta vez tuvo una suerte infinita para sorprender a Cara Blanca con el tranco cambiado y derrotarla por milímetros. La de Less Eyre aprovechó su gran momento para marcarse una carrera de punta a punta buscando sorprender a sus rivales, algo que estuvo a punto de lograr. Curiosamente parece que la alazana está siguiendo el camino marcado el año pasado por Baronía. Tras haber afrontado algunos grandes premios en su campaña clásica, es ahora a cuatro años cuando está empezando a cuajar como la buena yegua que siempre se pensó que era. Por detrás entraron Tafadhali y la trancona La Llanura, con Clunia en última posición a varios cuerpos de las demás.

Una máquina de hacer dinero llamada Azabache.

A pesar de que el hijo de Iceman y Tiviski ha corrido todo lo que podía y parte de lo que no debía desde su debut a finales de la pasada primavera, Azabache sigue dando alegrías a sus responsables y suma ya su tercer triunfo que añadir a otras seis colocaciones sobre diez actuaciones. Parece que ahora afrontará el Cimera sobre una distancia excesiva y ante rivales de mucho mayor nivel. No hay descanso para él.

Álvaro Gómez hizo una grandísima monta. No se precipitó a la entrada de la recta, cuando Negrete presentó su ataque y tomó una ligera ventaja que parecía definitiva tras un recorrido inicial no muy selectivo. Pero ese temple fue probablemente la base del triunfo, pues cuando Galileus se emparejó con él y Álvaro sacó el látigo, Azabache conservaba intactas sus fuerzas y respondió al estímulo con un cambio de ritmo que terminó de doblegar a Negrete y mantuvo a raya al de Río Cubas, que notó los 61 kilotes que llevaba. La verdad es que dos kilos de descargo para un jinete de su nivel son todo un lujo.

Nelson Groom impone forma, calidad… y una gran monta de Martínez.

El tordo de Pazooki contaba con una primera probabilidad en la preparatoria de 2.000 metros para viejos. Sobre una distancia a la que se adapta de maravilla, aprovechando el estado de forma que traía de Mijas y, sobre todo, con un recorrido idóneo delineado por su jinete, Nelson Groom fue estirando una carrera que había comenzado titubeante. Su crescendo en la recta de enfrente pilló retrasados a varios de sus rivales sin que esa maniobra le supusiera desgaste alguno. Al entrar en la recta, la mayoría de los contendientes tenían bastante gasolina en el tanque, pero remontarle un par de cuerpos a Nelson Groom es una empresa complicadísima y pronto se vio que ninguno podría con el de Paco Rodríguez. Risquillo remató sin fijeza para ser segundo, cortando el remate de Festeiro, que trataba de rebasar en ese momento a Señor Miranda y a Hands Up. El de Delcher (ahora de Mauri hijo, tras haber pasado por todos los miembros de la familia) fue probablemente el que mejores sensaciones transmitió y a buen seguro se anotará algún gran premio durante esta primavera.

Galípoli, claro aspirante al Derby.

Hace una semana hablábamos de las buenas sensaciones que había transmitido Fortun a pesar de que el lote al que se enfrentó no parecía especialmente bueno. Algo similar podría decirse de Galípoli tras su triunfo en la prueba de cierre con la salvedad de que el de Callejo se mantiene invicto tras dos salidas a la pista y parece un caballo de Villamejor. A pesar de estar aún algo falto, se despegó sin muchas dificultades de una mejorada y bien conceptuada Belagua, dejando tercera lejos a Expatbet. Ojo a los dos primeros en las clásicas de aliento.

Flash Val consuma el triplete de Rodríguez y los dobletes de Pazooki y Álvaro Gómez.

Y hemos dejado para el final la prueba más flojita del día, el hándicap referenciado que se llevó Flash Val por la mínima ante el empuje de una Reenata a la que le costó arrancar. Nuevamente Álvaro Gómez realizó una magnífica monta. As de Thomas quedó tercero tras un recorrido complicadísimo que le impidió luchar por el triunfo, mientras que Vodka Lemon aguantó la cuarta plaza tras conducir durante todo el recorrido. Otras veces les hemos dado estopa a los handicappers, pero en esta ocasión se cumplió el principio que debe regir en este tipo de pruebas, con diez caballos en muy poca distancia.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: