Galípoli gana el Velayos, Mil Azul el Covarrubias, doblete de la Seta de Cubillas y polémica en las dos restantes.

29 04 2012

Manuel Griñán.

Las preparatorias de primavera para los clásicos suelen ser plato de gusto para los aficionados. Aperitivo suculento de cara al gran banquete que conforman Poules, Derby y Oaks. Si, además, tenemos la suerte de toparnos con un potrillo invicto entre el antipasto, tendremos que concluir que es como si nos sirvieran “black caviar” (y así, de paso, homenajeamos a otro portentoso ejemplar que no conoce la derrota). Es el caso de Galípoli, un liviano hijo de Sulamani que en el Velayos hizo una nueva exhibición de clase aumentando su palmarés a tres victorias sobre otros tantos intentos.

El de la cuadra San Rafael gozó de un cómodo recorrido en un lote poco numeroso y, llegada la recta, presentó su ataque por el centro de la pista. Cuatro fustazos de Janacek lo pusieron en marcha y se despegó de todos sus rivales a excepción de Fortun, que aguantó bastante por dentro y consiguió un meritorio segundo puesto cediendo un kilo al ganador. Tercero fue un prometedor Cardolan, probablemente el más inmaduro de los participantes, que sin ser exigido a tope por Horcajada (seguramente para evitar lo que le sucedió en Mijas) tuvo un apunte ganador y no desmereció a sus predecesores en meta. Illunbe pescaba la cuarta plaza ante las oscurísimas actuaciones de Plenipotenciario y Arsalan. El de Pazooki tenía excusa, el de Ussía-Hinojosa decepciona por segunda vez esta primavera y habrá que saber qué le está pasando.

Teo Callejo sigue sumando en esta primavera que tan propicia le está resultando, pero lo mejor para este preparador es que ha encontrado otro caballo que dé el relevo a Shumookh como estandarte de su patio en los grandes premios. Con un origen marcadamente dispuesto para el fondo, el aumento de distancia del Villapadierna no puede sino favorecerle en sus aspiraciones de inscribir su nombre en la historia de nuestro turf.

El Covarrubias se quedó en casa.

Por más que el premio lo patrocinara La Razón, supongo que me darán la “ídem” si les digo que se trataba del Andrés Covarrubias de toda la vida. Y no me dirán que no puede haber mejor ganador para este premio que un caballo portador de los colores azules con cordones amarillos de la Yeguada Urdiñ-Oriyá (valga la redundancia, aunque sea en euskera). Ése no fue otro que Mil Azul, que desmintió su última actuación con un soberbio galope, derrotando con gran facilidad a As de Trébol y a Volcánico. Y eso a pesar de llevar 60 kilos en el lomo, dispensando tres a su escolta. El potro de Salas se sitúa con este triunfo en un valor que hasta ahora no había alcanzado y habrá que tenerle muy en cuenta en el Carudel, aunque el comentario generalizado tras la disputa de la carrera fue que Abdel va a ser poco menos que imbatible el día 23 de junio. Y ese comentario quizá esté fundamentado en los más de tres cuerpos que sacó a Mil Azul en el Blasco, en las limitaciones de distancia de As de Trébol y en la sosa actuación de Volcánico, de quien se esperaba más tras una muy cómoda reaparición. Pero las carreras hay que correrlas y Mil Azul de momento ha hecho lo que debía. Ganar con el mejor de los estilos.

El doblete de la Seta de Cubillas.

Que una cuadra modesta consiga un triunfo siempre es agradable. Que una cuadra que apenas tiene dos caballos haga doblete en la misma jornada es digno de reseña. Gran labor la de Guillermo Arizcorreta con dos caballos de muy distintas trayectorias, poco pródigos en el verde de La Zarzuela, que fueron a coincidir el mismo día en sus éxitos.

En el caso de Libertino con paciencia. Muchísima paciencia. La que tuvieron sus responsables para esperar todo un año a que el hijo de Daliapour superase sus problemas físicos y volviera a pisar el césped 413 días después de su prometedor debut en el que llegó segundo de Nova Cat. Curiosamente se ha encontrado, como entonces, con una pista pesada a la que el hijo de Daliapour no parece hacer ascos. Impecablemente presentado y con buenos trabajos constatados, respondió de maravilla cuando Pablo Gredilla le pidió el esfuerzo por los palos a poco de comenzar la recta. Libertino se despegó entonces del grupo con gran suficiencia a pesar de que probablemente la milla sobre la que se disputó la carrera sea una distancia algo corta para la aptitud que se percibe en su origen. El siempre valiente Sandoval se hizo con la segunda plaza por delante de Lisselan Missile y Banbú. Decepcionaron Aratán y Muñeca Brava, aunque a la torda el blando le gusta más bien poco.

La otra victoria de los colores naranjas y verdes llegó de patas de Liniberto y manos de Marco Secci. Y van… Este caballo es un ejemplo de constancia y regularidad. Si ya sabíamos de su buen valor en la arena, esta vez se ha dado el gusto de laurearse en la pista de verde de La Zarzuela. Sobre esa superficie ya había ganado hace un par de años en Dos Hermanas en un terreno enfangado, bastante más incluso que el de hoy en Madrid. Su situación en la escala era muy buena y sólo la duda por saber si guardaba balas para las nocturnas ponían en cuestión una probabilidad que por historial del caballo no debía ofrecer discusión. Ganó y lo hizo sobrado, dejando segundo a As de Thomas, que confirma su buena y complicada carrera anterior, a otra maravilla de caballo llamado Corcubión y al poco voluntarioso Coside, que cerró muchísimo al final.

¿En qué circunstancias se producirá un distanciamiento?

Conste que yo soy defensor del resultado en la pista y que sólo en contadas ocasiones estaré de acuerdo con alterar el orden de llegada, pues siempre he abogado por multas antes que por distanciamientos cuando las irregularidades no tengan impacto en el resultado de una prueba. Pero es que lo ocurrido en la primera y en la última carrera de la mañana fue realmente difícil de justificar.

Primero fue Marino Gomes quien, sobre Vega de Castilla, se empeñó en utilizar el látigo con la derecha aun cuando su yegua pasaba claramente a El Africano en pos del triunfo. La consecuencia fue que ésta se venció a los palos y cortó en su acción a El Africano, sobre el que Sandra Bermejo tuvo que recoger riendas. Es más que probable que sin este incidente Vega de Castilla hubiera ganado igualmente, pero es más que discutible que El Africano hubiera perdido, como así ocurrió, la segunda plaza ante el remate de Pedreña. Los comisarios decidieron respetar el orden de llegada y, con esa decisión, condicionaron también lo que habría de suceder en la prueba de cierre.

Meneldor venía en mano a la entrada de la recta a superar a Calamargo. La superioridad del pupilo de Alberto Carrasco era manifiesta y nadie ponía en duda su victoria a esas alturas, pero hete aquí que Sandra Bermejo sacó el látigo con la derecha en un calco de lo que había ocurrido en la primera carrera. Al sentir el contacto, Meneldor se cerró sobre Calamargo cortándole clarísimamente la acción. La irregularidad fue manifiesta, aunque en este caso el orden de llegada no creo que llegara a verse alterado, pues Porquenotecallas venía con muchas más fuerzas que Calamargo y le superó claramente en el poste. Sin embargo, díganme ustedes con qué cara iban los comisarios a distanciar a Sandra después de haber sido ella víctima de una maniobra similar unas horas antes, sin que entonces se produjera alteración del orden. Los poquísimos aficionados allí presentes coincidimos en que no habría distanciamiento y acertamos. Otra cosa es que no debiera haberse producido. En ambas carreras, claro está.

Anuncios

Acciones

Information

One response

30 04 2012
octaviano griñán

SE ABRIO LA VEDA.

Solo cuatro líneas para expresar desde aquí mi más profunda reprobación a las decisiones de los Sres.Comisarios en la primera y sexta carreras del domingo en la Zarzuela.
A partir de ahora tendremos que olvidarnos de lo que dice el Código de Carreras, en el apartado de los posibles distanciamientios. Dos cambios de linea, en perjuicio de un rival, en los metros decisivos de la carrera, sin guardar los cuerpos preceptivos en el cambio de línea, sin intento de rectificación por parte del jinete infractor, y (al menos en la primera carrera) con influencia decisiva en la llegada, no se van a volver a producir seguramente en mucho tiempo.
Yo, lo digo con la mano en el corazón, si tuviese que explicar a alguien, con un ejemplo práctico, lo que debe ser un distanciamiento pondría el vídeo del premio Quíntuple Plus de ayer domingo.
A partir de ahora, queridos aficionados, podemos decir que en el hipódromo de La Zarzuela SE ABRIO LA VEDA… al menos en este sentido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: