No pudieron con Arsalán.

28 08 2012

Manuel Griñán.

Fotos de Hipodromoa Turf.

Arsalán asumió el protagonismo en una jornada propicia para los punteros. Caballo con aspiraciones clásicas, una lesión le complicó el camino para un Villapadierna en el que debería haber jugado un papel más importante. Poco a poco y a base de competición, como acostumbra a hacer Paco Rodríguez, el caballo ha ido perfilando su forma para cerrar la temporada de verano con un meritorio triunfo que le sitúa en excelente disposición para afrontar la temporada de otoño como aspirante a cotas más altas. De momento ha superado a sus mayores en lo que antes era el premio Costa Vasca, dando un recital de potencia y coraje en la lucha al repeler los múltiples ataques que sus rivales lanzaron durante la larga recta donostiarra.

Aunque eran únicamente cuatro contendientes, no se puede negar la calidad del lote. Grosjean decidió colocar a su caballo en cabeza desde el mismo comienzo de la prueba, evitando así pasos falsos y garantizando que la mejor arma de Arsalán, su poderoso tranco, haría mella en sus rivales. Risquillo y Señor Miranda seguían al castaño de Reza Pazooki por delante de un Dunnboinee sobre el que Gloria Madero esperaba a la recta para imponer su punta de velocidad. La táctica del de Martul fue irreprochable y acabó siendo el único que hizo peligrar por algún momento el triunfo de Arsalán. Menos comprensible resultó el planteamiento de Señor Miranda, que una y otra vez sucumbe por falta de velocidad tras haber sido timorato en el recorrido. Risquillo, que acabó tercero, sufrió un fustazo involuntario de Gloria Madero en la cara y eso le hizo perder algo la acción, aunque su posición en meta no hubiera podido ser otra.

El resto de la jornada:

Pasiega abrió la tarde con un contundente triunfo que eleva el listón de sus aspiraciones, no tanto por el lote al que batió (que salvo Celtic Rock no era gran cosa), como por la facilidad con que se deshizo de sus rivales y se fue hacia el poste para obtener su segundo triunfo consecutivo. Ojo con ella porque tiene un buen origen y algo de margen de mejora que podría ser suficiente para plantar cara a las Casaca, Baronía, Clunia y compañía ¿Se atreverá con el Ruiz Benítez de Lugo? Su victoria resarce en parte a la cuadra Bering de Javier Aznar del duro trance vivido en la Copa de Oro, cuando Esles sufrió una grave lesión previa a la carrera que le provocó la fractura de cuatro vértebras. Su victoria en sí no tuvo más emoción que la que le quiso dar Crocquevieille, pues en cuanto Celtic Rock inició su ataque y Pasiega sintió su aliento en el cogote, el francés empezó a pedir en serio a la hija de Hurricane Run, que se fue a la meta como un cohete. Lejísimos, en tercera posición, entró Hamelín, con Diamond Beat tercera.

Quien causó una magnífica impresión en su debut fue Duendecillo, otro espléndido hijo de Chloé, de la que hemos hablado largo y tendido en el pasado con motivo de los triunfos de su primer hijo español, Doende. Descendiente de Sorbus, está emparentada con algunos de los mejores productos de Khaled Abdullah. En el caso de Duendecillo, es resultado del cruce con Visindar, que, de esta manera, consigue su primer triunfo como semental. El potrillo tomó el mando a poco de la salida y se mostró tremendamente serio, desclasando a todos sus rivales, a los que sacó de paso sin contemplaciones, obteniendo así un cómodo triunfo. Segunda fue Sol Dyhim, por delante de Cotonio e Igualón, en una carrera que salvó el ganador, no parece que el resto vayan a tener grandes aspiraciones en el futuro.

En el desdoblado triunfos de Alabama, en la primera parte, y de Xamuray, en la segunda. La yegua fue el único ejemplar que venció sin haber marchado en punta durante el recorrido. Esta vez dando menos la cara que en su anterior salida, mejoró unos pocos kilos que fueron suficientes para dar cuenta de sus rivales, aunque si Fearside hubiera encontrado hueco antes quizás habría llegado a tiempo de ponerle las cosas más difíciles. La tres años de Safsaf se va recuperando poco a poco de la lesión que tuvo al final de su campaña clásica. As de Thomas aprovechó su magnífico momento para llevarse el tercer puesto por delante de Sandoval.

En la segunda parte victoria para el modesto pero honrado Xamuray, que resistió con Ingrid Koplikova el ataque de Maydrit Santos, sobre el que la jockette checa había estado a punto de ganar en su anterior salida. El de Hoteles Santos se volvió a quedar con la miel en los labios. Tercero fue Kalimutxo y cuarto Silent Hab. Viendo el reparto que se hace de las primeras y segundas partes, uno llega la conclusión de que a veces casi es mejor tener un penco.

Otro que gustó en su vuelta a nuestras pistas fue Indiano, que se impuso cómodamente y de punta a punta con Gonzalo Pineda en la silla en la prueba de cierre. El de El Potro Club, que no actuaba en nuestro país desde la temporada pasada cuando terminó séptimo del Villamejor, superó a Betanzos, Mayerling e Iruz, en una carrera inusualmente lógica para tratarse de una prueba de jinetes aficionados.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: