Australia Day gana el Gran Premio de San Sebastián en una jornada más internacional que nunca.

9 09 2012

Manuel Griñán.

Fotos de Miguel Ángel Tejado.

Magnífica jornada de clausura precedida de una exitosa subasta de yearlings de la Yeguada Milagro en la que se vendieron casi todos los productos por un total de 720.000 euros, a una media aproximada de 14.000 por ejemplar vendido. Pocas veces se recuerda una jornada tan internacional, pues a la cantidad de compradores foráneos que se desplazaron a las ventas de Milagro, hay que añadir que dos de las tres carreras principales del día se las llevaron propietarios y preparadores extranjeros.

Australia Day confirmó su magnífica actuación en la Copa de Oro imponiéndose de punta a punta de forma inapelable en el Gran Premio de San Sebastián. Cuando un caballo lo hace todo y sale victorioso, uno no puede hacer otra cosa que aplaudir su valentía y corazón. Óscar Ortiz de Urbina lo situó en cabeza después de unos metros en los que Gigoló Star asumió tímidamente el mando y ya no la abandonó hasta la meta, sin que ninguno de sus oponentes pudiera acercársele lo más mínimo durante la recta final. Por detrás del tordo, a bastante distancia, Casar revertía el resultado del pasado Villamejor 2011, superando en meta a Achtung, que corrió en su valor. Aunque el de Medreal volvió a evidenciar su pésimo temperamento con una recta final de lo más alocada, que casi le cuesta la segunda plaza, por suerte Janacek le está cogiendo el tranquillo y no dejó de insistir con el hijo de Thorougly. Cuarto fue Tsarabi por delante de un decepcionante Entre Copas, que aunque la pista de San Sebastián no sea de su agrado, está claro que no atraviesa su mejor momento de forma. Gigoló Star, único tres años, demostró que la distancia le viene muy larga. Gran Premio para Inglaterra gracias a un caballo que lleva el nombre del país donde el turf se vive con mayor fervor.

El Premio Dehesa de Milagro puso en evidencia el resultado del Criterium Internacional. Ya les reseñábamos en nuestra crónica que no nos había gustado la manera en que se había disputado la prueba principal para los dos años. Briseida, compañera de colores del favorito y ganador de dicha prueba, Mou the Special, se encargó de marcar un paso rapidísimo que a la postre resultó letal para su compañero. En la recta, a diferencia de lo que ocurrió en el Criterium, los depósitos estaban bajo mínimos, y pronto se vio que el alazán no venía. Sorprendentemente quien aguantaba era la propia Briseida, que por un momento pareció poder ganar. Hasta que se le echaron encima Hizun y Lolita Pluma. Los tres se enzarzaron en un bonito mano a mano hasta que apareció Show Gorb para poner a todos de acuerdo. Muy bien llevada por su jinete y preparador Philippe Sogorb, la potrilla que había ganado previamente tres carreras, una de ellas en París, remató con mucho estilo y ganó de forma rotunda. Se trata de una hija de Triple Two, como Ranyan y Tasha Linda, que, al ser hija de Caradak, ha sacado más cuerpo y músculos que sus hermanos. La lucha por el segundo puesto la resolvió a su favor Lolita Pluma por delante de una peleona Briseida, que acabó desmoralizando a Hizun. Quien lleve tablas y quiera sacar conclusiones, lo tiene difícil. Lo del Criterium Internacional puede justificarse por la manera en que se corrió esa carrera, y así entender cómo Lolita Pluma superó claramente a Mou the Special. Que Briseida diera completamente la vuelta a la tortilla respecto al Criterium Nacional quizá tenga que ver con el difícil temperamento de esta yegua torda, que aquel día seguramente no corrió en su valor.

Y la tercera prueba en importancia de la tarde fue la milla para hembras en la que Baronía, otra vez Baronía, siempre Baronía, volvió a desclasar a sus rivales derrotándolas en la recta por punta de velocidad. Y eso que Janacek tuvo que buscar hueco antes de lanzar a su yegua. Cuando lo encontró, y a su vez New Order hizo lo propio (tampoco tuvo una recta fácil), la carrera quedó reducida a estas dos fantásticas yeguas que hicieron gemela. Ganó Baronía porque es mejor, pero dio gusto ver a la pequeña New Order de nuevo en nuestras pistas, marcando el valor que realmente le corresponde y con el que ha estado en el dinero en 27 de sus 30 carreras. Ambas son dignas de todo elogio y a mí personalmente me dará mucha pena el día en que se retiren. Justo tributo este premio European Breeders’ Fund que ya ganó igualmente Baronía en 2011. Bellaside, que marcó un tren falso en punta, a contraestilo, aguantó el tercer puesto en la recta por delante de Silent Victory y Almazora. Fallo estrepitoso de las potras que coparon el Valderas, la primera Ketala, la segunda Extrañeza y la cuarta Irish Cliff, finalizaron en las tres últimas posiciones dejando en muy mal lugar aquella carrera.

La jornada se completaba con un hándicap desdoblado en dos mangas, la primera de las cuales fue ganada por un imparable Bilbo, que aprovechó forma y cierta condescendencia de los handicappers para anotarse su tercer triunfo consecutivo. Fue conducido nuevamente por su propietario Pablo Gredilla, que eligió de salida los carriles exteriores y tomó la curva a la par de Indian Blue, que había marchado por los palos interiores. Ambos se disputaron el triunfo, aunque el de Arizkorreta dominó siempre y no tuvo mayor difícultad que la de guardar su línea y evitar vencerse sobre el alazán de Enrique Puente, algo que no consiguió del todo, si bien Bilbo ya era claro ganador cuando se pegó a los palos. Oceánico, de finales, superó por la mínima a Indian Blue, con el que Gloria Madero se relajó en los últimos metros en exceso, siendo cuarto Helsinki.

Capital, por su parte, aprovechó la escala voladora para conseguir el segundo triunfo de su vida. Otrora caballo de mayores aspiraciones, hoy ha de contentarse con disputar segundas partes con peso bajo. El caballo de la cuadra Bobby siguió a Gala durante el recorrido para superarla ya en la recta con facilidad y sostener el remate postrero de Ashdeuzo, que cerró mucho de finales para ser segundo. Baboso Nov fue cuarto por detrás de la de Reza Pazoki.

Anuncios

Acciones

Information

One response

10 09 2012
octaviano griñan

Si ni los metros finales de Gloria Madero en la primera parte del handicap, ni el cambio de línea de Bilbo en plena lucha y en los metros decisivos, merecen una breve reseña en el Acta de los Señores Comisarios de Carreras, creo que ésta figura hípica ya ha pasado a ser algo puramente simbólico en nuestro turf. Como ya he dicho alguna vez, los Sres. Comisarios están tan pendientes de contar los latigazos de cada jinete que se ve no tienen tiempo de observar cosas mucho más impòrtantes en un recorrido. Más importantes y en ocasiones mucho más peligrosas para el buen funcionamiento de nuestro hipódromo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: