Triple Corona… Checa.

16 09 2012

Manuel Griñán.

La primera jornada de la temporada de otoño en La Zarzuela quedó un poco en segundo plano ante lo acontecido la tarde anterior en el hipódromo de Doncaster. Las carreras de caballos tenían la oportunidad de volver al primer plano y a los titulares deportivos (al menos los del Reino Unido) si Camelot, el hijo de Montjeu que abandera los colores de Derrick Smith (o lo que es lo mismo: Coolmore), conseguía por fin ganar la Triple Corona, cuarenta y dos años después de que Nijisky lo lograra por última vez.

A buen seguro nuestro compañero Antonio de Juan relatará con su buena pluma habitual lo sucedido, pero no quisiera dejar pasar la ocasión sin hacerles partícipes de mi decepción una vez que Camelot finalizó en segundo puesto, incapaz de alcanzar a Encke y, en consecuencia, dejándonos a todos con la miel en los labios y con la sensación de que probablemente jamás veamos siquiera intentar repetir la gesta. Un día triste para el turf y una oportunidad perdida. Quizás no haya otra. Y eso me lleva a reflexionar sobre lo mal promocionado que está nuestro deporte. Si campeones como Frankel o Camelot no son capaces de ganar adeptos para la causa es que algo no funciona. Si tenemos que deshacernos en elogios hacia los propietarios de los grandes caballos por mantenerlos en competición en lugar de retirarlos a poco que han demostrado, si tenemos que alabar la valentía de quien decide intentar lo que debería ser la gloria máxima de nuestro deporte, si a quien lo intenta se le queda cara de tonto por haber sido segundo, si correr a Frankel en el Arco de Triunfo significa que sus responsables tendrían que pagar un reenganche por arriesgar el palmarés de un campeón en lugar de recibir una bolsa millonaria por intentarlo… Si las cosas funcionan así tenemos los días contados. A nadie que no lleve ciertas dosis de ludopatía en la sangre le van a importar un pimiento las carreras de caballos. ¿Para qué buscar complicidad en un animal que, con suerte, veré correr una decena de veces en el transcurso de un par de años?

Y, dicho esto y a la espera de la crónica de Antonio, les diré que uno no puede pretender que la gloria llame a su puerta. La gloria hay que buscarla y pelearla. La gloria se suda. Y ayer los O’Brien, padre e hijo, no estuvieron a la altura de la ocasión. Dejaron a Camelot solo ante el peligro. El miedo a la distancia disuadió al padre de sacar un pacemaker que garantizara un ritmo lo suficientemente selectivo como para evitar el atasco en que se convirtió la recta final. Y la indolencia del hijo, en el fondo del pelotón, incapaz de captar las alertas hasta que la situación era irremediable, acabó por arruinar la cita con la gloria del pobre Camelot que, en una distancia por encima de sus posibilidades, hizo todo cuanto pudo por ganar la carrera. Se quedó con la miel en los labios. Y nosotros con la sensación de que podría haberlo conseguido con un poquito de ayuda. La voz entrecortada de Aidan O’Brien tras la carrera, reconociendo la equivocación, le honra.

Triplete de Janacek:

Y ya en Madrid, en una jornada de aperitivo antes de la sucesión otoñal de grandes premios, vimos a un Vaclav Janacek espléndido sentenciar la estadística de jinetes con un triplete que pudo haber sido incluso mayor, teniendo en cuenta que en las otras tres carreras que montó acabó en el dinero.

Las dos pruebas principales eran las dos preparatorias, una para clásicos y otra para viejos, del Hispanidad, que se resolvieron con sendos triunfos del checo. Nos gustó más Ariete Arrollador, que marcó un segundo menos que Valiant Blue y, sobre todo, transmitió una magnífica impresión a través de un galope poderoso que desclasó a sus rivales. A diferencia de otras ocasiones, el hijo de Kingsalsa no remoloneó cuando se vio en cabeza, sino que se estiró con mucha fuerza en pos de la meta. El segundo puesto de La Llanura, por delante de un falto Weststow y de su compañero Risby, nos retrae de soltar las campanas al vuelo pero algo me dice que en la gran cita, ausente Abdel, va a ser muy difícil batirlo. Weststow fue levemente cortado en su acción por el ganador, pero jamás podría haber peleado el triunfo y me cuesta pensar que dentro de un mes pueda dar la vuelta a la tortilla.

Por su parte Valiant Blue cumplió con el pronóstico y se impuso con muy buen estilo a Azabache, que marchó en conserva como suele hacer cuando afronta carreras sobre la milla, al límite de sus posibilidades. Uno y otro refrendaron su buen valor, que hasta ahora ha sido insuficiente para laurearse en los grandes premios, pero que aún puede seguir subiendo hasta concederles una opción. El ganador no tuvo un Gobierno Vasco fácil, pues tuvo que dar la cara demasiado y llegó muy cansado a la recta. Su valor es similar al de Dakside, que se llevó el bronce entonces, y no está muy lejos de los mejores (que, como digo, ausente Abdel no es que sean inaccesibles). Laura Moon resucitó en esta carrera y se hizo con el tercer puesto después de abordar la recta en cabeza y dar un tirón que por momentos pareció definitivo. Visto el nivel de las hembras de su generación, con el valor dado hoy se ha debido colocar casi en cabeza del ranking. La milla, no obstante, parece al límite de sus posibilidades. Ahora No gustó mucho y en la próxima más le vale cambiarse el nombre porque será difícil de batir. Algo decepcionó Jokan, quinto sin entrar nunca en carrera.

El tercer triunfo del jockey checo llegó en la segunda parte, con Tresenpunto. Aunque visto como ganó el de Mario Julio, no es que la monta de Janacek fuese un factor determinante. O mucho le suben en la escala o este caballo se va a llevar más de un hándicap este otoño. Marchó pegadito a la conductora, Viuga, durante el recorrido para, ya en la recta, irse a la meta a las manos sin recibir un solo palo. El segundo puesto lo resolvió a su favor Yucatán en cerrada lucha con Eco Jar. Cuarto entró Longueirón.

Los coj… de Alfred:

Yo no sé cuál era el nombre del caballo de Espartero pero bien podría haber sido Alfred. El que conocemos, el de Cielo de Madrid, debió ser castrado para aliviarle del peso de su masa escrotal, pues es impresionante cómo destroza las carreras este alazán que siempre acaba sacando fuerzas de donde parece imposible que queden. Tras haber arrebatado la punta a Don Hernando Hab (que ya hay que ser valiente para hacerlo) y haber marcado el paso hasta la recta. Tras haberse visto superado por el de Alberto Carrasco y parecer que su escapada había terminado, Alfred, empujado por Sánchez Cuevas, fue capaz de volver y pelear el triunfo hasta meter la nariz por delante de su rival en el poste de meta. A más de cinco cuerpos de los dos gladiadores entró la doble representación de la cuadra Odisea: Ilusionista y Mayerling.

Y los debutantes:

La jornada se había abierto con sendas pruebas de debutantes. En la de potros se estrenaron Guillermo Arizcorreta, que obtenía así su primera victoria del año con un potrillo, y, si no me equivoco, también Palamoss, que presentaba a su primer hijo como semental. Y de lo que no hay duda es de que Moss, el ganador de la carrera, ha salido más a su padre que a su madre. Al margen de la capa alazana, el de AGF tiene un tamaño importante, nada que ver con el menudo físico de Falaris, ganadora de un accidentado Nacional. De punta a punta aguantó los remates, primero de su compañero Portueche, que se cansó pronto y acabó cuarto, y posteriormente de Rey de la Plata, que estuvo a punto de darle un doblete a Ovidio Rodríguez. La victoria de Moss se lo dio a Arizkorreta. El tercer puesto fue para Calamari, que marchó muy relajado durante el recorrido y a buen seguro mejorará en la próxima.

Y en la de potrancas ganó, también de punta a punta, Cariñosa. Doblete pues para Mario Julio Pérez y para la cuadra Donalfa, que también vencieron con Tresenpunto. La hija de Fol Parade y Emerald Princess, a diferencia de Moss, tiene un físico más en la línea de su madre, pues es más bien pequeñita, pero a diferencia de ella (que era rematadora nata) asumió el mando desde el principio y controló en todo momento la situación ante el tímido ataque de Irabia, toda una hermana de ganador de grupo. Tercera fue Daranur One a pesar de haber salido fatal y cuarta Voltereta City.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: