Un paseo por el mundo – De la Triple Corona que no fue y más.

20 09 2012

Antonio de Juan.

Intensísimo fin de semana de turf en Inglaterra, Irlanda y Francia con la disputa de nada menos que cinco Grupos 1 e innumerables carreras de Grupo entre el meeting de Doncaster, el St. Leger irlandés y las preparatorias del día del Arco. Luces y sombras (más estas últimas por la derrota de CAMELOT en la Triple Corona) en la semana más completa del año.

INGLATERRA

  • St Léger (Grupo 1 – 3 años – 2.900 metros).-

Todo parecía preparado en el hipódromo de Doncaster para asistir a uno de esos acontecimientos históricos que, de cuando en cuando, el turf nos deja. En contra de lo que tradicionalmente estábamos acostumbrados, un caballo, de nombre CAMELOT (Montjeu), había aceptado el reto de enfrentarse a los exigentes 2900 metros y de convertirse en el primer caballo desde el mítico Nijinsky de hacerse con la Triple Corona de Gran Bretaña, cosa que no sucedía desde hace nada menos que 42 años. Tras sus victorias en las 2000 Guineas, el Epsom Derby y el Irish Derby, todo su entorno parecía confiado en que la gesta era posible, sobre todo después de comprobar una y otra vez en las pruebas intergeneracionales que, al margen de CAMELOT, el nivel de los 3 años nacidos en el 2009 no es precisamente el mejor de las últimas décadas. El único temor, la distancia y las dudas sobre la stamina del caballo para afrontarla.

La presencia del imbatido pupilo de Aidan O’Brien hizo que no muchos se quisieran sumar a la fiesta y solamente nueve ejemplares fueron de la partida. Entre ellos, las opciones más destacadas de hacer la proeza y romper el encanto eran las de THOUGHT WORTHY (Dynaformer) cuarto en Epsom y ganador de la preparatoria Great Voltigeur St, en York el pasado agosto; MAIN SEQUENCE (Aldebaran) segundo en el Derby; el Godolphin ENCKE (Kingmambo) y las segundas opciones de THOMAS CHIPPENDALE (Dansili) o MICHELANGELO (Galileo).

Comoquiera que Coolmore no tenía pacemaker, DARTFORD (Giant’s Causeway) tomó la punta pero el ritmo impuesto,  era lento, sin gracia, casi de paseo, cosa que no sabemos si beneficiaba o perjudicaba al favorito. El pelotón agrupado, con CAMELOT a la expectativa pegadito a los palos y con MAIN SEQUENCE cerrando, recorrió los mil metros iniciales con todo por decidir. El ritmo se incremento un poco en los otros mil pero tampoco como para tirar cohetes. Y así, todos juntitos llegaron a la hora de la verdad, la larga recta del hipódromo de Doncaster, con sus 4 furlongs (800 metros) ni más ni menos. El primero en intentar estirarse es THOUGHT WORTHY pero no llega muy lejos. Para sorpresa de muchos (entre los que me encuentro), Joseph O’Brien sigue impasible, pegado a los palos, buscando un hueco inverosímil, teniendo en cuenta que nadie está especialmente fatigado y sin hacer nada por trabajarse aunque sea a codazos un hueco de pista para lanzar a CAMELOT. Mientras tanto, el más listo fue Mickael Barzalona, quien a lomos de ENCKE, sí consigue que se despegue a falta de 300 metros y abrir una distancia con CAMELOT que se antoja difícil de enjugar. La maniobra pilla a Joseph O’Brien sacando a CAMELOT para afuera y es entonces cuando el hijo de Montjeu se pone en marcha en busca de lo imposible: remontar cinco cuerpos en menos de 200 metros. Imagino que en ese momento, los millones de aficionados que estábamos pendientes de la carrera empujamos mentalmente al caballo para que alcanzara a ENCKE. Pero lo que no puede ser es imposible y después de 2750 metros viéndolas venir no se puede pretender resolver todo al final. CAMELOT lo dio todo y más  y a fe que casi lo consigue pues llegó a un escaso cuerpo en la línea de meta pero por mucho motor que tenga no es un F-1. Silencio sepulcral en todo el hipódromo.

Tres momentos de la derrota de CAMELOT o ¿fue la victoria de ENCKE?

Finalizada la carrera, el único que estaba contento – y con razón – era el joven Mickael Barzalona, que de la emoción de haber vencido en tales condiciones adversas, casi se cae de su montura. Sobre el resto del hipódromo cayó una sombra de decepción, muy parecida a la que deben sufrir los que pierden una final de un Mundial en la tanda de penalties. En caliente, uno tuvo la impresión de que CAMELOT pierde el St Leger por una “cagada” del hijo de O’Brien. Ya más en frío, uno no deja de pensar de que el joven y espigado jockey irlandés no tuvo el mejor de sus días, pero la táctica seguida por todo el entorno no fue sin duda la más acertada, visto los resultados finales. Si uno quiere algo, tiene que ir con toda su fe a por ello, no esperar que venga solo y ahí Joseph O’Brien se pasó de precavido y su padre reconoció que se equivocó al no apuntar un pacemaker a la carrera. También es cierto que los 2900 metros del St Léger no son “moco de pavo” y que se necesita mucha stamina para poder afrontarlos con garantías. La pena de todo esto es que mucho nos tememos que nos vamos a quedar sin la oportunidad de ver a un caballo vencer en la Triple Corona puesto que esta derrota concede todos los argumentos a los que dicen que no tiene sentido “estropear” el historial de un futuro semental que ya ha vencido en Newmarket y Epsom y que tiene un selecto “book” de yeguas a sus pies, con una más que previsible derrota en la tercera de las patas de la Triple Corona. Uno que ya peina canas, echa de menos aquellos tiempos en los que turf y romanticismo iban casi de la mano, aunque comprende -que no comparte- el negocio en el que se ha convertido el “stud system”. La cosa es que CAMELOT no ganó la Triple Corona, no se sabe muy bien cuál va a ser su futuro y los aficionados nos quedamos con la miel en los labios. Lo que sí parece unánime es que CAMELOT es la “oveja negra” del rebaño, el tuerto en el país de los ciegos, el mejor de una mala generación de tres años y que su gesta de vencer en dos patas de la Triple Corona y ser segundo de la tercera, no muchos lo van a repetir.

Video de la carrera

IRLANDA

Se disputaron dos Grupos 1 en Irlanda. El National St (Grupo 1 – 2 años – 1.400 metros L.R.).- se presentaba como la reaparición del imbatido DAWN APPROACH (New Approach) aquirido este verano por Godolphin aunque sigue entrenado por Jim Bolger. Entre sus rivales una pila de caballos de Coolmore entre los O’Brien FLYING THE FLAG (Galileo), NEVIS (Dansili) y el de David Wachman PROBABLY (Danehill Dancer). La carrera fue un paseo militar de DAWN APPROACH que en furlong y medio pasó de estar a más de diez cuerpos del puntero FLYING THE FLAG a sacar más de cinco cuerpos a LEITIR MOR (Holy Roman Emperor), un compañero de preparación que se limitó a verle la cola y de lejos.  Con esta contundente victoria y a la espera del Dewhurst St o Racing Post Trophy, el hijo del prometedor stallion New Approach se ha ensalzado como el mejor potro de la generación y favorito para las 2000 Guineas del 2013.

DAWN APPROACH (dcha), una “bestia” en el National St.

En el otro Grupo 1 disputado en The Curragh, el Irish St Leger (Grupo 1, 3 años y más – 2.800 metros).- asistimos a una extraordinaria lucha final entre nada menos cinco caballos. Tras poner un paso exigente, el múltiple ganador de Grupo 1 FAME AND GLORY (Montjeu) con la monta de Jamie Spencer, parecía que se iba a hacer con la victoria al afrontar con una cómoda ventaja los últimos 2 furlongs. Sin embargo, el caballo hizo “flop” y desde atrás, nada menos que cinco caballos, como si fuera el Séptimo de Caballería se pusieron a rematar a todo trapo en busca de la meta. AIKEN (Selkirk), BROWN PANTHER (Shirocco), ROYAL DIAMOND (King´s Best), SIMENON (Marju) y el Aga Khan MASSIYN (Zamindar) lucharon cuello a cuello para ver quién se llevaba la gloria. Al final, en el último tranco el irlandés ROYAL DIAMOND, de los modestos preparador y jockey, Thomas Carmody y N McCullagh, vencieron por una cabeza, siendo segundo MASSIYN, tercero a una corta cabeza, BROWN PANTHER y cuarto, a cuello, AIKEN. Curiosidad que en una prueba de fondo se den estas llegadas, pero esta parece ser la tónica de este Irish St Léger, que si recordamos el año pasado nos dejó un empate entre DUNCAN y JUKEBOX JURY.

ROYAL DIAMOND (gorra a cuadros blancos y rojos) luchando en el Irish St Leger.

FRANCIA

En el hipódromo de Longchamp, en el marco de las preparatorias tradicionales de las carreras del Arco, que nos dejaron las victorias de ORFEVRE (Stay Gold) en el Prix Foy (G-2) destinado a los viejos, de SAÔNOIS (Chichicastenango) en el Prix Niel (G-2) para los tres años, de IVORY LAND (Lando) en el Prix Gladiateur (G-3) preparatoria del Prix Cadran y de MONSIEUR JOE (Choisir) en el Prix Petit Couvert (G-3) preparatoria del Prix l’Abbaye, se disputaron otras dos carreras de Grupo 1.

El Prix Vermeille (Grupo 1 – yeguas 3 años y más – 2.400 metros).- nos dejó en la retina una nueva victoria de la cada vez más impresionante yegua SHARETA (Sinndar) que estuvo simplemente extraordinaria, dominando a un lote selecto de féminas. Tras su buena victoria en York, en el Yorkshire Oaks (G-1), la yegua que prepara Alain du Royer Dupre para el Aga Khan mostró una calidad digna de las prima donna ya que, cuando su jockey Christophe Patrice Lemaire le pidió aceleración al principio de la recta, la hija de Sinndar se la devolvió con creces, destacándose del pelotón y manteniendo con solvencia los postreros ataques de PIRIKA (Monsun) que finalizó muy bien, y de la Wertheimer SOLEMIA (Poliglote, que fue tercera. Por detrás, en oscura carrera llegaron yeguas como GALIKOVA (Galileo), PRINCESS HIGHWAY (Street Cry) o la imbatida alemana SALOMINA (Lomitas) ganadora del Preis von Diana (Oaks alemán) que ocupó la décima plaza. Ahora SHARETA se une al grupo de yeguas como DANEDREAM o SNOW FAIRY que aspiran con todos los honores a hacerse con la magna prueba del primer domingo de octubre, el Arco de Triunfo.

SHARETA, clase pura en el Vermeille.

Por su parte, en un descafeinado Prix du Moulin de Longchamp (Grupo 1 – 3 años y más – 1.600 metros).- donde solo corrían cuatro ejemplares, asistimos a una hermosa lucha en la recta final entre dos caballos que no son estrictamente milleros, el Godolphin FARHH (Pivotal) y la clasuda MOONLIGHT CLOUD (Invincible Spirit). El caballo montado por Frankie Dettori tenía una pequeña ventaja a la entrada de la recta de Longchamp pero poco a poco la yegua preparada por Freddy Head le fue recortando metros y solo en los ultimísimos metros pudo despegarse para hacerse con la victoria por una escasa cabeza. A pesar de que era su primera intentona sobre la milla, demostró que, sin ser una especialista, su clase es enorme. Su futuro pasa por América, muy probablemente orientada hacia la Breeder’s.

MOONLIGHT CLOUD pudo con FARHH en el Prix du Moulin.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: