Un misil llamado Totxo.

1 09 2013

Manuel Griñán.

  • Fotos de Miguel Ángel Tejado.

DSC_3946

Segundo, tras Cielo Canarias, en el Gobierno Vasco 2012, Totxo no había brillado este año en la prueba reina sobre la milla lasartearra. En un metraje algo más adecuado a sus portentosas facultades, el de la cuadra Rober dio esta vez su valor para imponerse a S Grillo en los 1.200 metros del premio Hotel Viura. Montenegro bordó la monta sobre el hijo de Diktat, sin precipitarse de salida y, sobre todo, jugándosela a la entrada de la recta, cuando trazó desde la última plaza una diagonal interior que le permitió superar a Takar y a Capearth pero que, mejor aún, le garantizó apoyo por fuera en la desembocadura de la curva. De esta manera no perdió un solo metro y, una vez que cedió el conductor, Negrete, se fue a por S Grillo. Montenegro se cuidó de ir poquito a poco abriendo a su caballo para no dar lugar que el de Arizkorreta, muy luchador, le pudiera dar contestación y así consiguió el primer triunfo de la temporada para Ramón Avial. S Grillo cumplió con su segundo puesto, dejando tercero a Takar, al que esta distancia le resulta quizá algo explosiva, y cuarto a Capearth, por delante de un desfondado Negrete. Es la octava victoria de este honradísimo ejemplar, cumplidor como pocos, que se acerca ya a los 200.000 euros en ganancias, y el segundo que consigue en nuestro país.

DSC_3805

Un suave toquecito de fusta bastó a Crocquevieille para sacar del letargo a Holy Ireland, favorito unánime y ganador de punta a punta en la prueba de dos años nacionales. El hijo de Sonic Sea, que ya venía de quedar segundo en el Critérium Nacional, tenía todo a su favor para imponerse y no desaprovechó la ocasión, haciendo valer su superior clase y la forma por la que están atravesando los pupilos de Maroto. Jelgaba siguió al favorito hasta donde pudo e incluso llegó a amenazarle mediada la recta. Fue un espejismo que se disipó en cuanto Holy Ireland vio la fusta de su jinete. Tuérgano quedó tercero por delante del debutante Por Fin, completando así un verano bastante lucrativo pese a su discreto valor, ya que, habiendo batido únicamente a cinco caballos, se ha permitido cobrar en cuatro ocasiones. Y es que empieza a ser preocupante la falta de participantes en determinadas carreras.

DSC_3846

Suspirón confirmó la magnífica impresión que había causado en su anterior triunfo, repitiendo en la prueba de la Fegentri con idénticas maneras. Potro con ciertas aspiraciones, contratiempos físicos le hicieron perderse casi toda su temporada clásica y, aunque le ha costado tiempo ponerse a punto, está ahora recogiendo el fruto de la paciencia y confirmando las expectativas que llevaron a su preparador a inscribirlo incluso en el Carudel. Bárbara Guenet no se dejó engañar por el paso suicida marcado por Lucía Gelabert a lomos de Caupolicán y esperó junto a Pasiega a que el ácido láctico tumbara a los punteros. Los dos favoritos se destacaron en la recta con clara ventaja para el de Arizkorreta. Muy meritorio fue el tercer puesto de Crack, habida cuenta que se fue a la estela del conductor y, aun así, conservó fuerzas para aguantar el bronce por delante de un desdibujado Jordan Water y un díscolo Publicredit.

DSC_3872

El magnífico estado de forma de los caballos de Arizkorreta continuó en la primera parte del hándicap, donde Janacek impuso la mayor clase de Mayo con un resuelto triunfo a las manos. Hijo de una ganadora del Kutxa, pocas dudas podía haber sobre su adaptación al trazado. Ni los kilos ni la inactividad frenaron al de Ussía Figueroa, que apenas se despeinó, llamando sin duda a mayores empresas. Alabama confirmó el amago que tuvo en su anterior salida, esta vez con mayor continuidad, y ocupó la segunda plaza por delante de Ashdeuzo, cuyas opciones habrían sido mayores de haber caído en la segunda parte.

DSC_3892

Y la nota emotiva de la tarde la puso Alejandra Gutiérrez, que consiguió su primer triunfo merced a la veteranísima La Moraña. La yegua puso la experiencia y la amazona las ganas para resistir el acoso continuo de Tira Palante y el remate postrero de Urdazuri, consiguiendo así una merecida victoria para el equipo de Enrique Puente. Siempre en vanguardia pero a un paso cómodo, La Moraña saltó con la alegría de un potrillo y mantuvo el paso hasta la meta, bien sostenida por Alejandra. La favorita Vanity Fair tuvo que conformarse con la cuarta plaza.

DSC_3828

Nagore Otaño siempre en nuestro recuerdo.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: