Cadenas en los cascos.

17 11 2013

Manuel Griñán.

IMG_2525 copy

Me gusta el fondo. Soy maratoniano, qué le voy a hacer. Disfruto con las carreras de resistencia en las que los grandes atletas ponen en fila a sus rivales haciéndoles notar cada uno de los metros del recorrido. Por eso no entiendo planteamientos como los del Cadenas disputado este domingo en La Zarzuela. Reconozco que estas distancias son inusuales en los programas actuales y que, además, el estado del terreno endurecía aún más la prueba. Pero se supone que es la única puerta que les queda abierta a los pocos ejemplares que hoy día atesoran algo de stamina. Resulta chocante el miedo que se le tiene a las distancias de aliento. No estamos hablando de cruzar el desierto como en aquella película titulada Océanos de Fuego, apenas son mil metros más con respecto a lo habitual. Cuando Horcajada decidió lanzar a Azafata a correr a un ritmo digno de un animal que se lleva seleccionando durante más de trescientos años para ser veloz, al Cadenas apenas le quedaban mil cuatrocientos metros por disputar. Cualquier ilusión que pudiéramos tener por ver a cinco gladiadores batallando en el barro quedó arruinada y nos tuvimos que conformar con un remate sostenido dirimido en la recta.

IMG_2505 copy

Monsieur Opera fue el mejor. Su preparadora lo tenía reservado para este compromiso desde que demostrara sus limitaciones de calidad en el Gran Premio de Madrid. Desde entonces apenas tres actuaciones en Francia sobre metrajes de cierto aliento encaminados a mantener su condición y, más importante, su situación en el hándicap. Fue el ejemplar que acabó con mayor brío en la recta, sentenciando desde que Hamel lo lanzó y éste superó a Confidente y a Azafata. La de Di Benisichi, ya experimentada en estos metrajes, aguantó bien la segunda plaza, mientras que Azafata se vio superada en el último tranco por Sinnieva. El favorito Biladi decepcionó totalmente y jamás se dejó ver, acabando el en último puesto. Volvió a fallar, como hace un año en el Villamejor.

IMG_2254 copy

La jornada deparó pocas sorpresas. Janacek sigue intratable en pos del récord de triunfos en un año del mítico Carudel y volvió a hacer doblete, empezando pronto en la primera carrera. Ziga, una potrilla con sobresaliente origen que debutaba frente a un lote con bastantes carencias, se creció con la distancia (la prueba se disputaba sobre la milla) y, tras marchar en las últimas posiciones durante el recorrido, vino con mucha clase a imponerse en la recta. Akeron One, que también había marchado en conserva durante el recorrido, le quitó el segundo puesto a Lamuza. Los demás entraron muy lejos.

IMG_2274 copy

IMG_2315 copy

El checo hubiera ganado incluso una carrera más si la segunda del programa no hubiera estado reservada a jinetes no ganadores de siete carreras, pues cumpliendo el pronóstico se impuso otro ejemplar del patio de Arizcorreta. Ciriaco, segundo en el Nacional, demostró su superioridad y gusto por el barro ganando con bastante autoridad. El preparador vasco habrá sacado dos conclusiones de esta victoria, una buena y otra no tanto. El caballo marchó esta vez más en conserva que otras veces y respondió muy bien al sprint, cuando otras veces había dado señales de cierta falta de velocidad. Sin embargo, al verse en cabeza el potro paró en seco y Narváez tuvo que castigarle para evitar que se durmiera en los laureles. Por detrás de él entraron dos caballos sin apenas contraste que mejoraron mucho sus prestaciones iniciales y apuntan a cotas más altas para el año que viene. Segunda fue Arezu que, como buena hija de Laida, se mostró encantada con el terreno blandito. Tercero entró Jartum, otro que siendo hijo de Sulamani no va a hacer asco a las jornadas con lluvia. El segundo favorito, Jhon Grass abordaba por primera vez una distancia superior a la milla y claudicó cuando tuvo que cambiar de ritmo, finalizando en cuarta posición.

IMG_2411 copy

En la que no perdonó Janacek fue en la siguiente, el hándicap sobre una milla de distancia en el que montaba a la favorita Face to Face. Mucho menos precipitada que en su anterior actuación, la de Los Toneles se impuso con total facilidad, demostrando la calidad que podía preverse de su origen por el que en su día pagaron una fortuna por ella en la subasta de Milagro. El pobre Deseado, que la había batido en su anterior actuación, tuvo que conformarse nuevamente con la segunda plaza. Aquella carrera de aficionados se ha revalorizado tras las victorias de Face to Face y Mikeltos y el segundo puesto de Deseado. Paniside fue tercero por delante de un As de Thomas que nuevamente amaga pero no da.

IMG_2458 copy

Y cuando todos esperábamos el triplete de Janacek y la cuarta victoria consecutiva de Brindos, el negrillo de Arizcorreta sucumbió a la hora de la verdad en el Infanta Isabel. Se esperaba su remate y, sin embargo, el que vino desde el fondo del paquete a poner a todos de acuerdo fue Royal Imari, un ejemplar muy regular al que le gusta especialmente esta época del año y los terrenos algo suaves. No podía faltar tampoco un triunfo de Crocquevieille y el francés, especialmente motivado tras su victoria con Friné en el Fille de l’Air y sobre todo por su reciente paternidad, dio al hijo de Jacira el recorrido que necesitaba para ser más efectivo. Tafadhali fue segunda igual que su hermana Arezu minutos antes, mientras que Dixlesio resolvió a su favor la pelea con Indian Lou por el tercer puesto. Ojo a este último que tuvo una recta complicada y en invierno se transforma.

IMG_2490 copy

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: