Vallila gana el Valderas con un Fayos intratable.

14 04 2014

Manuel Griñán.

vallila (2)

Primera clásica del año y mucho, mucho que destacar. Podríamos hablar de José Miguel Acacio y de cómo alcanzar la gloria cuando la esperanza parece perdida. Podríamos hablar de Óscar Anaya y su increíble olfato para comprar gangas que se convierten en estrellas. Podríamos hablar de Vallila y de su enorme talento no siempre reconocido. Pero, por encima de todos ellos, debemos hablar de Borja Fayos y su hambre de triunfo, que le reportó esta vez un poker de victorias que incluyó el Valderas. Borja está montando como los ángeles. Está claro que para ganar carreras se ha de contar con buenos caballos, pero es que el valenciano está venciendo con ejemplares que no siempre cotizan entre los favoritos. Y muchas de esas victorias seguramente no lo habrían sido de no haber estado él en la silla.

vallila (3)

Se esperaba con entusiasmo la reaparición de Virimoon, imbatida a dos años y principal elemento de su generación a la sombra de Noozhoh Canarias. Ana Ímaz optó por reaparecer directamente en el Valderas, economizando esfuerzos con su pupila en una decisión controvertida que personalmente comparto con la preparadora donostiarra. En Europa es más que frecuente que los ganadores de las Guineas se presenten directamente en la Rowley Mile sin preparatoria alguna. Cuando el caballo es bueno conviene medir sus esfuerzos y aprovechar bien las balas. Y Ana ya ha demostrado sobradamente lo acertado de estas jugadas. Los habrá que piensen que con una carrera en el cuerpo Virimoon no habría perdido. Es respetable. Los habría también que si la gemela se hubiese invertido habrían afirmado que Vallila acusó su maratoniana temporada de invierno. También es respetable. Pero la realidad fue que esta primera clásica del año 2014 se escribió con V. Como decía mi primo Tato tras el Atlántida: V de Valderas, V de Vallila y V de Virimoon. Pero también con F. F de Fayos. F de Fenómeno. La recta final fue de lo más disputada. Cuando cedieron las punteras de Arizkorreta la carrera quedó reducida a cuatro: Dim Dam, que atacaba por los palos tras una salida algo fría que le obligó a remontar por dentro gastando algo de fuerzas de inicio; Mind That Girl, que parecía poder inscribir de nuevo el nombre de Safsaf en el historial de esta prueba, presentaba candidatura por el centro; Virimoon, que poco a poco enjugaba diferencias por el exterior; y Vallila, que tras verse entorpecida al inicio de la recta se lanzó como un cohete entre Dim Dam y Mind That Girl con un Fayos poseído por el espíritu de Claudio Carudel. El mano a mano entre las dos mejores fue épico, con victoria para Tres Malagueñas gracias al coraje de su pequeña y bravísima Vallila, todo un acierto de Óscar Anaya, que inscribe su nombre en una grande y se reivindica como preparador de altos vuelos.

vallila

La ganadora es una hembra británica con origen netamente francés. Hija del modesto semental Dunkerke, la calidad le viene más que probablemente de su línea femenina. Una línea de lo más ecléctica, combinando precocidad y velocidad con fondo y maduración algo más lenta. Su abuela, Villadolide, fue una muy buena dos años, ganadora del Prix d’Arenberg, que prosiguió cosechando buenos resultados en velocidad pura durante su campaña a tres. Ni ella ni Dunkerke deberían aportar mucha stamina a Vallila. El fondo debe venir de su abuelo materno, Hernando, y de su tatarabuela, Domludge, que fue a su vez madre de nuestro conocido fondista Shrewd Idea. Con tanto extremo en su pedigrí es difícil saber cuál será la distancia de esta potrilla, aunque conociendo a Óscar Anaya, nadie mejor que él para sacarnos de dudas. Lo que ha quedado bien claro es que su punta de velocidad es de yegua buena y que sus triunfos no son producto ni de la forma ni de la casualidad. Es justo que empecemos a hablar de ella en primera persona y no de sus rivales. Es ganadora clásica por méritos propios y estamos seguros de que olvidarla en su próximo gran compromiso sería un error garrafal. Con ese rush final esta potranca es una asesina en serie capaz de todo.

140413_1367_Virimoon

Virimoon cumplió a pesar de perder su imbatibilidad. Fue la que recorrió la milla más rápidamente, pues cedió metros en la curva que a la postre pudieron ser decisivos y, además, Gloria Madero la condujo con mucho mimo, sin castigarla hasta los últimos metros cuando el triunfo estaba en juego. Seguramente queda intacta para próximos compromisos, especialmente el Beamonte, pues el aumento de distancia seguramente le beneficie respecto a sus rivales. Merece conservar todo su crédito. Del resto destacaremos la correcta presentación en España de Mind That Girl, que cumplió con su papel cosechando un meritorio tercer puesto y la buena prestación de Dim Dam que, como hemos dicho, partió algo fría de cajones y se vio obligada a forzar algo la máquina en la recta de enfrente, aunque Ortiz de Urbina trazó una buena curva con ella. En la recta respondió y calcó el valor del Atlántida.

gueral

Fayos inició su serie de cuatro victorias con un cómodo triunfo a lomos de Gueral, que está en un momento de forma impresionante habiendo ganado cuatro de los seis últimos hándicaps que ha disputado (fue segundo y cuarto en los otros dos). Se trata de un caballo que había traído por la calle de la amargura a su preparador, Juan Luis Maroto, pues siempre se había esperado mucho de él pero, a la hora de la verdad, nunca había respondido. Sumido en el pozo de las segundas partes, a este animal de precioso físico le dio por empezar a galopar en otoño y desde entonces no hace otra cosa que subir de valor. Su victoria, además, fue incontestable, por lo que, vista la delicadeza con la que los handicappers suben kilos en la escala, no nos extrañaría que hiciese cinco de siete en su próxima salida. Kirilovich fue buen segundo demostrando una vez más lo equivocado que estaba cuando afirmé que tenía más perfil de millero que de fondista, mientras que La Bopperia era tercera precediendo a Pendenciero.

acamante

Las otras dos victorias del jinete valenciano llegaron gracias al infortunio de Crocquevieille, cuya caída en la primera carrera cedió a Fayos la oportunidad de poner su rúbrica dos veces más. Primero fue Acamante quien confirmó el pronóstico en el premio Realeza, un hándicap en el que el ganador pagó poco más de dos a uno. Con eso está todo dicho. El del Duque de Alburquerque debe ir para arriba según vaya cogiendo moral y madurez para abordar los recorridos. Madurez que les faltó a los dos pupilos de Isidoro Gómez, que, francamente, no sé qué instrucciones dio a sus jinetes. A veces parece no quedar claro que 1.200 metros para un caballo no son como 100 metros para un humano, por mucho que se disputen en línea recta. Lolita Pluma vino finalmente a ser segunda superando en el remate a Dakside, con el cumplidor Cañadío en cuarto puesto.

140413_1473_Kiriko

La segunda victoria a costa de Crocquevieille llegó en la prueba de cierre y supuso el doblete para Juan Luis Maroto, que presentó en impecable condición a Kiriko en la carrera de venta. El potro desafió los kilos y se impuso con total comodidad a Polgar, que le dio vidilla a la carrera y mantuvo la segunda plaza ante el remate de Akeron One. Cuarta fue Ail Neuk.

niquel

La preciosa tarde había empezado con una victoria de Níquel que habrá que poner en el haber de Janacek, pues pocas veces se pueden hacer las cosas tan bien como las hizo el checo en esta prueba. El potro de AGF se vio desbordado por el buen paso impuesto por Ortiz de Urbina a lomos de Alfoz, que quiso poner a prueba la stamina de sus rivales desde el golpe de cajones. El de Arizkorreta tuvo muchísimos apuros para seguir el paso pero el checo no desfalleció en ningún momento y siguió creyendo en el triunfo cuando algunos ya no dábamos un euro por él. Cuando Alfoz se hizo fuerte por los palos a la entrada de la recta y dio el último tirón, Níquel marchaba muchos cuerpos retrasado. Eso sí, trazó una curva impecable en la que no cedió ni un metro y con eso, además, se libró del resbalón de Biba Rambla, que arrastró en su caída a Innuendo y a Guzmán el Bueno. Jeremy Crocquevieille se fue al suelo y no pudo montar en el resto de la jornada. Cuando Alfoz parecía haber vencido el ataque de King Of Silence, apareció Níquel con un remate sostenido al que el de Jesús López, ya asfixiado, no pudo responder. Cuarto concluía Zuloaga.

niquel (2)

bohemian

Si los potrillos de tres años se tomaron en serio su incursión en las dos curvas, no se puede decir lo mismo de las yeguas que se dieron cita en el premio Baratissima. Belagua, fiel a su estilo, tomó la punta, pero lejos de imponer el ritmo vivo de otras ocasiones, apenas marcó un paso falso que no hizo selección alguna en sus rivales. Las dos más rápidas en la recta fueron Bohemian Rhapsody y Grievous Angel, dos yeguas que han hecho de las pruebas preparatorias para hembras un auténtico vivero. Especialmente la primera, que tiene potencia y cierta clase. Ojo porque se hablaba mucho de Navarra, finalmente tercera algo entorpecida por su compañera (menuda carrera de cuadra), pero la de Cielo de Madrid le concedía dos kilos y la batió por mucho margen. Nuevo triunfo para José Luis Borrego, que poco a poco va poniéndose en forma y vuelve a demostrar lo buen jinete que es. Decepción total de Infinity One, aunque en su descargo debemos decir que el peso era prohibitivo y su jinete no insistió con ella al ver que no disputaría el triunfo.

bohemian (2)

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: