Volvió la Roca.

27 04 2014

Manuel Griñán.

celtic (2)

Aprovechando que una de las carreras de la tarde la ganó Super Coco, me van a permitir que empiece la crónica haciendo una de esos sketchs didácticos que solía hacer el simpático peluche azul para instruir a los niños. No se ofendan, seguro que coinciden conmigo: “Esto es categoría C”, por Kurdo, Fortun y Bear Prince. “Esto es categoría B”, por Avante y Biladi. “Esto es Algo más que Listed”, por Entre Copas. “Y esto es otra galaxia”, por el crack Celtic Rock. La edición de 2014 del premio Duque de Alburquerque tuvo momentos de turf auténtico, de ese que se queda en las retinas por muchos años. Como decían los anuncios de aquella campaña comercial de Mastercard, ver a dos ejemplares como Celtic Rock y Entre Copas marcando el paso y desfondando a rivales de reconocida calidad, no tiene precio. Nada hay más natural. Los mejores galopando más rápido que los demás. Haciendo notar a sus rivales cada metro del recorrido. Como debe ser. Con caballos como Celtic Rock o como Entre Copas el que no vale no tiene nada que hacer. No hay lugar para el azar. Son ejemplares que le dan otro sentido a este deporte. Ahora que estamos viviendo el fenómeno Noozhoh Canarias deberíamos aprovechar para vender también afición a través de estos caballos. Porque, no nos engañemos, pasar una tarde de primavera en La Zarzuela es, sin duda, muy divertido pero si no le damos al visitante algo más que una apuesta de puro azar o unos nombres que suenan efímeramente un día, no conseguiremos más que una o dos visitas más de esos sujetos a lo largo del año. Y necesitamos algo más. Nos vendría muy bien crear afición. Y para eso hacen falta caballos de carreras como Celtic Rock y Entre Copas.

celtic (3)

Lo que hizo Celtic Rock para ganar por segundo año consecutivo este gran premio fue espectacular. Tras una flojísima reaparición (para que se hagan una idea, la de Treve en el Ganay ya me ha decepcionado un poco, imagínense ver a un caballo como Celtic batido por Kurdo, Mucha Marcha o Linkable), José Carlos Fernández se ha puesto a trabajar para devolver la forma a su estrella. Y vaya si lo ha hecho. Si en 2013 mantuvo un precioso duelo con Abdel, este año ha desclasado por completo a sus rivales. A pesar del incómodo marcaje al que le sometió Entre Copas, cuyo objetivo claramente no estaba fechado en el día de hoy, el de Fierro no concedió un respiro a sus rivales y marcó un ritmo brutal, a poco más de 61 segundos por kilómetro. A la recta llegaron todos muertos y él, en cambio, se fue a la meta con las ganas de siempre. José Luis Martínez apenas le tocó suavemente para que el caballo no se durmiera y Celtic Rock respondió como un campeón. Es cierto que este caballo es mejor en los dos kilómetros que en la milla y media pero con el poderío que tiene sería capaz de ganar incluso en el Gran Premio de Madrid, aunque parece que su objetivo será otro. Como ganador de Grupo 3, España se le queda ya pequeña.

celtic

Nuevamente la preparaciónde Joanes Osorio se queda con la miel en los labios en la prueba que recuerda a su padre. La triple representación de Algete reaparecía directamente en esta prueba, sin preparatorias de por medio, pero los tres eran superiores al resto de ejemplares y lo confirmaron en la pista. Gustó mucho el impredecible Biladi, que mostró su mejor cara y fue buen segundo por delante de Avante, después de que ambos marcharan en conserva durante el recorrido. Todo lo contrario que Entre Copas. Al veterano de diez años le va la marcha y nada mejor para ir retomando el contacto con la competición y preparar un nuevo asalto al Corpa que seguir la estela de Celtic Rock. Fue emocionante verles en la recta de contrameta comandar con varios cuerpos de ventaja sobre el resto. El la recta final fue rápidamente rebasado por sus compañeros pero, como siempre, mantuvo el tipo y fue cuarto de forma desahogada. A partir de ahora empezará su temporada.

celtic (4)

El resto estuvo en su sitio. Kurdo quinto, relativamente cerca, y Fortun y Bear Prince mucho más atrás, demostrando que su valor y no da para tanto y menos cuando las carreras se corren al ritmo que marcan los padrinos del turf nacional. Amigos, esto es otra liga, parecío ser el mensaje lanzado por Celtic Rock.

collio (2)

Óscar Anaya presentó al favorito Collio Side con un aspecto impresionante, rebosante de salud y con ese brillo que la forma física refleja en el pelaje. Dominó en todo momento, si bien el caballo adolece de cierta falta de voluntad en el esfuerzo y tiende a pararse cuando se ve delante, de manera que pasar a Wad Vison, que había conducido hasta la recta, se conviertió en un suplicio para su propietario y jinete, Diego Sarabia. Afortunadamente el de Rodríguez no tenía capacidad de respuesta y Joaquina se puse en marcha demasiado tarde, lo que le valió únicamente para pescar el segundo puesto casi en el mismo poste. Mayo parece desmoralizado tras la pérdida de sus atributos y fue un oscuro cuarto, sin amenazar nunca. A Milagrés no se le puede tener en cuenta esta carrera, pues desmontó a Ramón Aguilera al saltar a la pista y se dio dos vueltas de calentamiento antes de la carrera.

honeymoon

Nacho Escario había estado algo apartado del hipódromo en los últimos años pero con Honeymoon Beach demostró no haber perdido facultades. La ganadora es hija de Ankawa, aquella precoz y rápida yegua que adquirió tras ser segunda del Sobrino y que no pudo compensar en la pista su inversión al lesionarse poco después. Ahora como reproductora comienza a rentar a su propietario a través de esta potranca que parece haber heredado la velocidad de su madre. Tras dejar que Go Jamesway estirase el grupo al golpe de cajones, Escario decidió asumir el mando poco después del paso y, a partir de ahí, puso distancia con sus rivales hasta la misma meta. Tilak sigue progresando y se hizo resueltamente con la segunda plaza por delante de la doble representación de la cuadra Altamira, Little Tinka Iggy Pop, por este orden. Rivendel, como ya hiciera en Francia hace unas semanas, se volvió a negar a entrar en los cajones.

honeymoon (2)

emperor

Emperors Song había debutado en España de forma muy digna, mostrando un valor más que suficiente para imponerse en la segunda manga de la prueba en línea recta para potros, y cumplió con los pronósticos con un cómodo triunfo, muy bien trazado por Ortiz de Urbina. Laughing Dove y Luruaco marcaron el paso de inicio pero no tuvieron respuesta ante el remate del potro de Callejo, que siempre fue en mano. La lucha por el segundo puesto la resolvió a su favor la potrilla de Thiago Martins, que hizo valer su mayor experiencia para ganar el mano a mano con un mejorado Luruaco, que cabe suponer que será mejor en el futuro. Son Real cumplió, sin más, con su cuarto puesto.

super (2)

Super Coco, tras reaparecer de forma oscura y suicidarse posteriormente junto a su compañero de patio en el premio Realeza, protagonizó una nueva resurrección “made in Odisea”, al mejorar unos cuantos kilos para dejar con un palmo de narices a Juan Luis Maroto, que vio cómo sus dos pupilos eran privados de copar las dos primeras plazas del hándicap primera parte. Fue Deauville Azul quien atacó primero, rebasando a su verdugo en las dos anteriores, Albret, al inicio de la recta. El tirón de Marino Gomes parecía definitivo pero por detrás venía con fuerza el trío formado de izquierda a derecha por Capearth, Super Coco y Tío Luis. La meta no acababa de llegar para la hija de Ishiguru y, así, fue superada casi en el último tranco por Super Coco, magníficamente pilotado por José Luis Borrego, que sustituyó a Álvaro Gómez. Tío Luis fue tercero y Capearth cuarto.

paniside

Vaclav Janacek le ha encontrado el punto a Paniside. Ya le condujo magníficamente para lograr el triunfo en su anterior salida y, como quiera que al de Paco Rodríguez no es valor sino voluntad lo que le faltaba, no ha renido problemas para imponerse nuevamente. Taparlo en el recorrido y no sacarle a que vea pista hasta las postrimerías se ha revelado la mejor estrategia. Salir en frío casi parece beneficiar a este hijo de Panis que, si sigue su idilio con el jockey checo, no descarten que vuelva a mojar. Deseado volvió a cumplir y… volvió a ser segundo. Le falta suerte al de Nieves García, que, dentro de su modestia, es un modelo de regularidad. Calitxo fue tercero y Blantor cuarto.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: