Enrique León se reivindica con el triunfo de Coside en el Cadenas.

9 11 2014

Manuel Griñán.

La inestabilidad del turf español era la principal preocupación para Enrique León, según decía en la entrevista con Carlos Miguel (como siempre excelente) del último número de A Galopar. Un sector dividido y en guerra continua entre facciones. Un deporte en el que puede suceder que un día estés disputando las principales carreras del mundo y al siguiente tengas que empezar de nuevo tratando de ganar pruebas menores con apenas una decena de ejemplares. El preparador que llevó el turf español a los más altos niveles mediáticos que yo recuerde en mucho tiempo gracias al increíble desempeño de sus caballos (y no nos quedemos solo con Noozhoh porque el campeón llegó tras una magnífica serie de éxitos conseguidos con recursos escasos), se ve ahora en la obligación de tener que arrancar de nuevo desde prácticamente cero. Sus más grandes triunfos aún están calientes, sí, pero, refrendando sus palabras, si el canario dejase pasar unos meses sin sumar, a buen seguro le esperaría el más frío ostracismo, como ya hemos vivido con otros profesionales españoles que un día brillaron muy alto hoy apenas subsisten con unos pocos ejemplares de saldo. Y para muestra un botón: ¿alguien sabría decirme cuándo fue la última vez que las carreras de caballos alcanzaron titulares de prensa no especializada y tuvieron su hueco en los telediarios? No piensen más. Corría el año 1988 y Royal Gait había humillado a los ingleses en presencia de la Reina Isabel. A los pocos minutos era distanciado y el cuento del patito feo rápidamente tuvo eco en los noticieros de la televisión nacional, única que había entonces. ¿Y quién era el preparador de Royal Gait? El mismo Miguel Alonso que lleva años entrenando medianías sin que nadie parezca acordarse de que se trata del mismo profesional que no solo entrenó al campeón de Pereira, sino también a otro campeón como Vichisky. Por eso el triunfo de Coside en el Francisco Cadenas tiene un significado especial. La bandera del León continúa ondeando en La Zarzuela.

10624644_738446822912549_3353959086491919274_n

Es Coside un caballo imponente y de purpúreo pedigrí. Sus aspiraciones clásicas, sin embargo, se frustraron pronto. El entonces defensor de los colores de Safsaf mostraba limitaciones de valor y una mala cabeza que le impedía rendir al máximo. No salió de maiden hasta otoño y hay que admitir que, pese a haber estado en el patio del mejor, Mauri Delcher, no fue hasta que Enrique León se hizo cargo de él cuando el tordo adquirió mayor regularidad y, sobre todo, la voluntad que otras veces le faltaba. Y, tras casi cincuenta actuaciones, la mayoría en distancias intermedias, hemos descubierto al Coside ultrafondista. En su primer asalto a las tres curvas sobre el verde de La Zarzuela, el de la cuadra Cánter ha mostrado la misma potencia de siempre para seguir el paso. Con lo que no contábamos era con esa capacidad para mantener la velocidad en la recta final, sacando por completo de paso a sus rivales. Coside ha devorado los metros con un apetito asombroso e incluso al saltar a la pista se permitió el lujo de dirigirse a cajones por el camino más largo, al contrario que sus rivales. En perfecta simbiosis con José Luis Martínez, monopolizó el tramo final de nuestro particular hándicap de categoría para fondistas. Una prueba con solera que cuenta en su nombre con ilustres ejemplares de la historia de nuestro turf. Níquel fue segundo muy a su estilo. Duro de montar, hizo sudar a Janacek pero respondió al final como de costumbre, dirimiendo por velocidad la lucha por la plata. Spagnolo, que condujo con valentía, fue tercero por delante de Dixlesio.

10649525_738446826245882_3251000744442648917_n

El otro hándicap de categoría que se disputaba en la mañana de hoy era el Infanta Beatriz, sobre 1.600 metros. El favorito Cántabro (otro que salió en su día de los boxes de León), cumplió el pronóstico y demostró ser un caballo de gran premio (cuarto del Cimera) enfrentándose a caballos de hándicap, aunque, todo hay que decirlo, le costó mucho pasar a sus rivales y obligó a Ortiz de Urbina a mantener la concentración hasta la misma meta. El hijo de Stormy River había gustado mucho en la reaparición otoñal, cuando fue segundo de Diego Valor a pesar de no ser demasiado apretado ese día. Imaginamos que el tordillo (jornada de blanquitos) será una de las principales bazas de la cuadra Bering para los grandes premios de 2015 sobre la milla, aunque para ello debería dar un salto de calidad que sería aún mejor si viniera acompañado con algo más de desarrollo físico (complicado a estas alturas). En la lucha por el segundo puesto salió triunfadora Baronesa Voladora, que esta vez sí recordó a la potrilla que hace un año por estas fechas se impuso en la Copa de Criadores. Últimamente estaba corriendo como un sapo pero ya sabemos que esa circunstancia no es óbice para que los de su patio puedan ser descartados en apuestas, más bien lo contrario. Quien a buen seguro estará lamentándose de la oportunidad perdida es Jeremy Crocquevieille y los responsables de Gang of Ten, que tuvo una recta infame y, aun así, tuvo unos cincuenta metros finales alucinantes, muy al estilo de su victoria en Lasarte, que la proyectaron a la tercera plaza con la sensación que, de haber tenido camino libre, la hija de Duke of Marmalade podría haber incluso ganado. El honradísimo Nelson cerró las colocaciones en reñida lucha con los anteriormente citados.

1394105_738446739579224_7823387961378922903_n

La jornada había empezado con el estrepitoso fallo del favorito Mekong River en la prueba reservada a los dos años. Si el de Arizkorreta había saldado su debut con un segundo puesto solo a las manos y batiendo cómodamente a Mr Luxor, esta vez no se le ha visto en todo el recorrido y, tras ser cortado en la curva, careció por completo de capacidad de recuperación. Precisamente Mr Luxor se hacía fuerte en la recta tras haber partido en frío, pasado de último a primero en apenas cien metros y escoltado seguidamente a The Miracle hasta desembocar en la recta. Borja Fayos le obligó a pasar al mando y lo sostuvo sin problemas hasta que se vio ganador, sin percatarse de que Piquío remataba en tromba por su ángulo muerto. A punto estuvo de ser rebasado cuando Borja ya acariciaba al de la cuadra Altamira, que obtiene así un nuevo triunfo de los muchos que seguramente cosechará en nuestro país a tenor de las inversiones realizadas. The Miracle aguantaba el tercer puesto por delante de un prometedor Clavileño.

10177524_738446732912558_5160010180794011764_n

Mekong River no fue el único favorito de Arizkorreta que falló durante la matinal. A Piwi Orange parecía haberle llegado su oportunidad en una prueba de línea recta en la que destacaba por clase y por peso. Con lo que seguramente no contaba era con la resistencia de Gym Shoes, archibatido por la de la cuadra Valladolid en su anterior ocasión, que partió de cajones como una centella por todo el exterior y tuvo resuello para sostener el remate de la favorita, a la que superó por escaso margen. Arguinzones se trabajó y sudó el triunfo. Una sorprendente Vale di Rosa destrozaba las tablas de valores y cerraba un trío de más de 3.500 euros.

10461392_738446736245891_5975226593904149734_n

Pero no todo iban a ser decepciones para la preparación de Arizkorreta. Su tercer favorito sí que confirmó y Son Real se impuso en el hándicap reservado a amazonas y gentlemen. Aunque destacaba por valores, es posible que el hijo de Bright and Early no hubiera ganado de no haber contado con la monta del jinete aficionado más prometedor de los que tenemos actualmente en liza. Gonzalo Pineda supo tapar al caballo detrás de su hermano Super Coco durante el recorrido, pedirle en el momento justo y sostenerle como un profesional para así otorgarle el tercer triunfo en lo que llevamos de año. La sorprendente Bipolar remataba con brío para hacerse con la segunda plaza. Decimos sorprendente porque venía de Portugal, pero hemos de reconocer que se trata de una yegua muy honrada que ya ha ganado seis carreras en el año en el país luso. Impedía así una gemela de hermanos intercalándose entre Son Real y Super Coco, con Juan Daniel en cuarto puesto después de un amago ganador no confirmado.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: