Campillo y Atalis ponen color español.

1 03 2015

Gonzalo Griñán.

untitled a a pegar

Placentero triunfo de Campillo en su primera aparición del año, no corría desde el Gran Premio de Madrid, y primera también bajo la preparación de Carlos Laffon. El ganador del premio Chacal en La Zarzuela, confirmaba los pronósticos con una contundente victoria en el Prix de la Route de la Vallée, reclamar de categoría E para caballos y yeguas de cinco años en adelante, sobre la distancia de 2.100 metros en la pista de arena y fibra del hipódromo de Chantilly. Con la monta de Jerome Claudic, no tardó mucho en tomar el mando de las operaciones, poniendo a sus doce rivales en fila india. Sin aflojar su galope desembocó en la recta final con una cómoda ventaja, que fue en aumento según se acercaba la meta. Aunque era tanta la superioridad, que en los últimos metros se relajo, entrando casi al trote, aún así le saco tres cuerpos al segundo clasificado. No sabemos la cifra exacta, sólo sabemos que cuando era un potrillo inmaduro y desgarbado, este hijo de Lando fue adquirido para la cuadra Cholaica en una módica cantidad, pasando a la preparación de Maroto. Juan Luis supo buscarle, principalmente Francia y en distancias por debajo del dos 2.400 metros, carreras que se adaptasen perfectamente a sus características para lograr un buen palmarés, que podía haber sido mucho mejor sin tanto contratiempo. Desconocemos si su propietario tenía la intención de venderlo, nos cuesta creerlo, pero tras la carrera fue reclamado por el francés Foret Jaune en 25.444 €, al que seguro proporcionara más de una alegría.

untitled

También pasaba por ganadores Atalis, la hermana de Baldoria y Pearside a la que recordarán por disputar el último Valderas con una sola actuación previa, lo que sin duda influyó en su discreta novena plaza. Dos meses después lo intentaría en Compiegne, pero volvería a defraudar con otra actuación muy descafeinada. Sin participar desde aquella ocasión, que fue por el mes de junio, se presentaba en la temporada para disputar el Prix de la Route de la Justice, carrera de categoría E para potrancas de cuatro años que no hubieran ganado, sobre la distancia de 1.600 metros en pista de arena y fibra, y claro, con esos pobres antecedentes su cotización arrojaba un suculento 47 a 1. Ya que la prueba tenía la monta reservada a jóvenes jockeys y aprendices, su preparador y criador Mauri Delcher, escogió a Mathiu Pelletan, que estuvo a la altura de las circunstancias con una muy buena monta. En cuanto a la hija de Holy Roman Emperor, que lució un físico algo más cuajado que cuando corrió en La Zarzuela, galopó cerca de las primeras posiciones en todo momento, para tomar la cabeza a falta de algo más de 200 metros, y de ahí a la línea de meta mantenerse primera con mucha seriedad. Tras la carrera Mauri declaró que habría sido una sorpresa, pues la yegua no estaba muy trabajada.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: